AFP

La hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, cuarta favorita,
se clasificó este viernes para los octavos de final de Roland Garros al ganar
con enorme autoridad a la belga Yanina Wickmayer, en dos mangas 6-3 y 6-0, en
una hora y un minuto de juego.

Gran dominadora del duelo que abrió la
jornada en la Philippe Chatrier, Muguruza convirtió sus seis bolas de break y
no dejó ninguna opción a Wickmayer, 54ª de la clasificación WTA.

Jugará en octavos con la ganadora del duelo
entre las rusas Svletana Kuznetsova y Anastasia Pavlyuchenkova.

Muguruza se mostró muy cómoda en la luminosa
mañana parisina: “Quiero sol, un día bonito, una pista bonita, es lo que a
todo el mundo le gusta y a mí más todavía, los primeros días fueron duros con
el frío”.

Con el ecosistema a su medida la jugadora
nacida en Caracas exhibió todas sus armas. Cerró el partido con un parcial de 9
juegos ganados consecutivos, desde la igualdad inicial 3-3.

Entre sus estadísticas destacaron cuatro
saques directos y 19 golpes ganadores ante una Wickmeyer completamente
desbordada.

“Está claro que cuantos más partidos
juegas, te vas encontrando, lo bueno de jugar partidos es la continuidad, es
fenomenal jugar tanto ahora porque tuve pocos a principios de año”, dijo.

La hispano-venezolana, que está a un partido
de igualar sus dos últmas actuaciones en París (cuartos de final), ha jugado
dos de sus tres partidos en la pista central, lo que demuestra el estatus de
estrella de la WTA que tiene esta temporada.

“Es un privilegio, ojalá que siempre pueda jugar en
esta pista, estoy contenta de que me traten así”, señaló.

Finalmente subrayó que no mira el cuadro
para saber a quién se puede enfrentar: “Cada jugadora tiene su táctica, la
que me toque será la que esté jugando mejor, sea Pepita o María”.

La española nacida en Venezuela Garbiñe
Muguruza señaló que ha trasladado su residencia de Barcelona a Ginebra, este
viernes en Roland Garros tras ganar su partido de tercera ronda ante la belga
Yanina Wickmayer, en dos mangas 6-3 y 6-0.

“Estoy viviendo en Ginebra desde hace
poco tiempo, entrenando allí, mi familia me ha acompañado. Entrenan mucho
deportistas allí y la familia de Sam Sumyk (su entrenador) vive allí”,
señaló Muguruza en rueda de prensa.

Hasta el momento la tenista tenía fijada su
residencia en Barcelona. Allí fue entrenada durante cinco años por Alejo
Mancisidor, hasta que Muguruza decidió romper la relación en agosto de 2015 y
apostar por el francés Sam Sumyk.

“Es muy profesional, ha estado al
máximo nivel durante mucho tiempo, quería a alguien así para convertirme en una
mejor jugadora”, dijo este viernes sobre el técnico.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.