COMPARTE

EFE

La oposición arranca este viernes su campaña para las elecciones legislativas del 6 de diciembre, en las que se ve triunfadora basándose en el amplio margen de ventaja que le dan las encuestas, aunque antes de la cita con las urnas deberá sortear las “trampas” que espera del oficialismo.

Si logra la mayoría de los 167 puestos de la Asamblea Nacional, la oposición ha prometido que impulsará un cambio de Gobierno y aliviará la crisis económica, social y política que aflige al país.

Su campaña llamada “Venezuela quiere”, que termina el 3 de diciembre, se centrará, según la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en “3 elementos centrales”, el primero de los cuales es demostrar que los opositores al Gobierno de Nicolás Maduro, efectivamente, pueden “solucionar la crisis”.

El segundo es “enseñar a todos los venezolanos a votar” para que no se confundan con las “tarjetas fraudulentas”.

La necesidad de “enseñar a votar” se ha visto acentuada por el hecho de que existe una “tarjeta fantasma” en la boleta electoral de un partido llamado MIN Unidad, que utiliza los mismos colores que la MUD y se hace llamar oposición, y está ubicada justo al lado de la tarjeta de la alianza opositora.

Y el último elemento, “prepararse” para el 6 de diciembre, día en el que la “Unidad” asegura que ganará con una ventaja de “más de 30 puntos”.

Con respecto a este último aspecto, el candidato a las parlamentarias Freddy Guevara, del partido Voluntad Popular (VP) y en el comando de campaña de la MUD, dijo que los aspirantes de la oposición recorrerán todo el país e irán, especialmente, a los sectores más necesitados, “más abandonados”.

Otro elemento que también formará parte de la campaña opositora tiene que ver con dejar claro a los votantes que los cambios que quieren promover desde el Parlamento no se lograrán de un día para otro y que, a mayor cantidad de votos, la fuerza de la bancada de la MUD logrará más transformaciones positivas para el país.

“Nuestro triunfo electoral no significa que tras nuestra victoria van a aparecer los productos de primera necesidad”, dijo el secretario general del partido Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, al referirse a la fuerte escasez de artículos de la cesta básica que sufre el país desde hace más de un año.

Ramos Allup aseguró que esa bancada parlamentaria opositora será mayoría y tiene que ver cómo afronta los problemas que se le vienen encima a los venezolanos como el empeoramiento del desabastecimiento, el alto costo de la vida, la inseguridad y el colapso de los servicios públicos.

La MUD ha realizado algunas elecciones primarias para elegir a sus candidatos, aunque la mayoría se han designado desde la dirección de los partidos que la integran.

Primero Justicia (PJ), el partido del excandidato presidencial, Henrique Capriles, es la formación que tiene mayores candidatos en puestos de salida de las listas de la alianza opositora, seguida por Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT) y VP, fuerza política fundada por Leopoldo López.

La campaña se realizará después de que la oposición sorteara ciertos obstáculos como la inhabilitación de algunos de sus candidatos por parte de la Contraloría General y cambios de última hora en el reglamento electoral.

Además, la alianza enfrentó la negativa del Poder Electoral de invitar a estos comicios a los observadores internacionales que demandaba como la Organización de Estados Americanos (OEA), las Naciones Unidas (ONU) o la Unión Europea (UE).

A todo esto se suma el hecho de que varios de sus dirigentes destacados se encuentran en prisión como Leopoldo López, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y el exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos.

En este último aspecto, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, inició una movilización de campaña con los candidatos de la alianza opositora por todo el país tras conocer la sentencia de casi 14 años de cárcel dictada a su esposo el pasado septiembre.

Las denuncias opositoras en cuanto a sus dificultades de campaña se han visto reforzadas por las recientes críticas del secretario general de la OEA, Luis Almagro, a la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Tibisay Lucena, por las dificultades electorales que, dijo, solo afrontan los partidos de la oposición.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, celebró la carta que, a su juicio, es “un expediente” que “prácticamente desnuda la condición de arbitro inadecuado en la señora Tibisay Lucena”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.