COMPARTE

EFE

La oposición sigue a la espera de que el presidente Nicolás Maduro cumpla su ofrecimiento de llamarla a un diálogo que alivie la tensión política, mientras persisten las acusaciones chavistas de un supuesto fraude electoral en los pasados comicios legislativos.

Tras admitir errores propios y también alguna que otra virtud de la oposición en las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre, en las que los opositores obtuvieron la mayoría parlamentaria, Maduro hizo suya la denuncia de un fraude opositor que, dijo, ahora se investiga.

Este sábado, el gobernante mantuvo su denuncia al recomendar a través de la red social Twitter la lectura de reportajes que documentan el supuesto fraude, pero no respondió al llamado del líder opositor Henrique Capriles de investigar lo mismo en los comicios de 2013.

En las presidenciales de 2013 Maduro obtuvo 223.599 votos (1,48 %) más que Capriles, quien denunció un fraude en su contra y, como respuesta, el chavismo afirmó que el de Venezuela es el “mejor sistema electoral del mundo”.

El mandatario, sin embargo, ha asegurado que hubo “corrupción política-electoral” en las legislativas del pasado 6 de diciembre ganadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con una cosecha de 112 diputados contra 55 del chavismo.

Un supuesto pago a electores que mostraran imágenes de su papeleta, pese a la prohibición legal de fotografiarlos, así como presuntas triquiñuelas que transformaron supuestos votos chavistas en nulos y amenazas de delincuentes a simpatizantes de candidatos oficialistas, forman parte del abanico de denuncias gubernamentales.

El gobernante tampoco respondió a llamados a que haga efectivo su anuncio de convocar a los ganadores de los comicios legislativos a un diálogo para coordinar acciones que reviertan la crisis económica, reconocida por ambos sectores como muy severa.

Al respecto, el ideólogo del plan económico de Capriles y ahora diputado electo, José Guerra, advirtió este sábado que Venezuela “está ante la posibilidad cierta de que en 2016 se agudice la escasez de alimentos” que arrastra desde hace al menos dos años.

“El Gobierno luce paralizado, sin iniciativas para enfrentar la crisis y atrapado en sus propias contradicciones”, evaluó Guerra, quien se cuenta entre los 112 diputados que asumirán el 5 de enero.

La nueva mayoría parlamentaria desea que entre sus primeras acciones conste la elección de nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tarea que la actual asamblea afín a Maduro espera concluir la próxima semana y que la oposición espera impedir.

Los 382 aspirantes a jueces serán impugnados ante el Comité de Postulaciones del Parlamento unicameral por sospechas de ser abogados afines al Gobierno, reveló un grupo de juristas.

“Vamos a impugnarlos a todos; queremos que se demuestre si los postulantes reúnen las condiciones que exige la Constitución”, anunció René Molina, exinspector general de tribunales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.