COMPARTE

EFE

Tras
perder la final de la Copa América ante Chile, la selección argentina regresó
la madrugada de este domingo a Buenos Aires sumida en el silencio y bajo un
intenso frío.

Después de casi dos horas de vuelo, la plantilla que conduce Gerardo Martino
aterrizó en el Aeropuerto Internacional de la localidad de Ezeiza cerca pasadas
las 3:30 de la mañana.

Tras empatar sin goles en el tiempo reglamentario, el conjunto albiceleste
sucumbió en los penaltis (4-1) ante Chile y sumó su tercera final continental
con derrota, ya que había caído en las definiciones de las ediciones Perú 2004
y Venezuela 2007 ante Brasil.

Sin realizar declaraciones y con un autobús que esperaba al pie del avión para
no pasar por la terminal aeroportuaria, la plantilla argentina recorrió los
cuatro kilómetros que lo separan del predio de la Asociación del Fútbol
Argentino (AFA).

Luego de este traspié, que significó no poder cortar una sequía de 22 años sin
títulos internacionales de selección mayor, el conjunto albiceleste tiene
programada como próximas presentaciones dos partidos amistosos en septiembre en
Estados Unidos.

La única fecha confirmada es el 8 de julio frente a México el estadio AT&T
de Arlington, Texas; mientras que tres días antes falta la confirmación oficial
para un duelo ante Brasil en una ciudad a designar también en territorio
estadounidense.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.