Manuel Alfredo Sánchez Luna mejor conocido como Alfredo Sadel, cumpliría este jueves 88 años de edad.

Sánchez nació en la ciudad de Caracas el 22 de febrero de 1930. Desde una edad temprana sintió vocación por la música, tanto fue así que participó en el coro del colegio salesiano donde estudiaba.

La precaria situación económica de su familia lo obligó a dejar sus estudios pero, dos sacerdotes, contribuyeron en impartirle clases de instrucción musical y arte escénico.

Su primera presentación la realizó en la Catedral de Caracas, donde cantó “Ave María” y cautivó profundamente al público.

El músico decidió cambiarse su nombre y apellido para hacerlo más atractivo. Sadel es una combinación de Sánchez y Gadel, artista al cual admiraba.

En 1947 ingresó como cantante aficionado a un programa radial en Radiodifusora Venezuela. Al siguiente año firmó contrato con la discográfica Disco Rex para grabar un  álbum que contenía el tema Diamante Negro, que fue un éxito rotundo en ventas.

MULTIFACÉTICO 

Sadel inició su carrera en el séptimo arte en 1950, al participar en la cinta “A la Habana me Voy” junto a los actores cubanos Blanquita Amaro y Otto Sirgo. En 1951, protagonizó Flor de Campo, un largometraje con temática venezolana.

Se convirtió en el primer artista venezolano en actuar en un programa de la televisión americana al estar presente en el Show de Ed Sullivan. Fue considerado como el interprete latino más importante en los Estados Unidos.

Fueron múltiples sus participaciones en la pantalla grande. Nombres como Metro-Goldwyn-Mayer, El Buena Suerte y en Cada Feria de Un Amor, forman parte de su paso por la actuación.

HOMENAJES 

El Teatro de la Opera de Maracay engalana su plaza contigua con un monumento a su memoria. La Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado de Barquisimeto, colocó uno de sus bustos en la galería-jardín dedicada a los grandes músicos de Estado Lara, de Venezuela y el mundo, junto a los de maestros como Giussepe Verdi o Vicente Emilio Sojo.

El Teatro Municipal de Valencia posee su busto en el pasillo principal que rinde honores a las grandes figuras del canto. Lo mismo que el Teatro Municipal de Caracas, en su lobby, debajo de la escalera oeste. El Teatro Municipal de Cantaura, uno de los más recientes y modernos del país, se llama precisamente “Alfredo Sadel”.

La Plaza Alfredo Sadel en la urbanización Las Mercedes de Caracas, se ha convertido en un símbolo de la vida social y nocturna de la capital.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.