(Foto EFE)

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció este martes que enviará al Parlamento un proyecto de nueva Constitución antes del próximo 11 de marzo, fecha en que concluye su mandato.

“Hay muchas áreas donde aún tenemos que seguir avanzando y por cierto, antes de que yo termine el Gobierno voy a enviar el proyecto de nueva Constitución”, aseguró Bachelet al participar en la inauguración de un foro internacional sobre empresas por la igualdad de género.

La actividad fue la primera de Bachelet después de regresar de una visita oficial a Japón, la última de su mandato, que concluirá el 11 de marzo, cuando entregará la presidencia al conservador Sebastián Piñera.

Agregó que hay “un grupo de constitucionalistas viendo si a propósito de la Constitución podemos generar alguna indicación que indique que las mujeres y los hombres tienen que tener derecho a igual trabajo, igual salario”.

El encuentro “Empresas por la igualdad de genero, el futuro del trabajo en la agenda 2030” es organizado por ONU Mujeres y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Nos quedan 13 días de Gobierno y seguimos trabajando a toda máquina”, indicó Bachelet, que en su discurso abogó a favor de una perspectiva de género que implique tener políticas públicas claras que permitan hacerse cargo de las barreras de acceso, de ingreso, de ascenso de las mujeres al mundo laboral.

Bachelet aseguró además que al terminar su segundo mandato dejará a los chilenos un mejor país, en el que a mucha gente le cambió la vida, sobre todo a las personas sencillas.

La elaboración de una nueva Constitución para Chile fue un compromiso de Bachelet para su segundo gobierno y en enero de 2017 recibió las bases ciudadanas para la nueva Carta Magna, formadas por las ideas que surgieron en más de ocho mil asambleas locales que se celebraron durante el año anterior.

En 850 páginas, ese documento recogió las aportaciones de 204 mil 402 personas que participaron en cabildos ciudadanos celebrados en torno a la iniciativa, anunciada por la mandataria en octubre de 2015.

En abril del año pasado, Bachelet firmó un proyecto que establecía la creación de una Convención Constitucional, que deberá se aprobada por el Parlamento, para redactar la nueva Constitución.

La discusión de es proyecto estará radicado en el Parlamento elegido el pasado noviembre, que iniciará sus labores también el 11 de marzo, que aumentó el número de diputados y senadores.

Este Congreso, en el que ningún bloque político tiene mayoría suficiente para aprobar leyes por sí solo, deberá decidir el mecanismo para aprobar la nueva Carta Magna, entre fórmulas que incluyen un plebiscito y una Asamblea Constituyente.

Bachalet ha definido la futura Constitución como “moderna, madura, ciudadana, que se adecúe a nuestros cambios culturales de los últimos 25 años”.

La Constitución actual, que data de 1980, fue impuesta por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y sufrió algunas modificaciones durante el Gobierno del socialista Ricardo Lagos (2000-2006).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.