(Foto cortesía)
COMPARTE

Debido a los problemas eléctricos (constantes apagones), las malas condiciones en que se encuentran las cavas y las dificultades para agilizar los trámites legales en la morgue de Bello Monte, varios cadáveres se descompusieron en el curso de esta semana y los familiares denunciaron que tuvieron que sepultarlos sin velatorio o cremarlos.

A Kevin José Márquez Ramos (22), paciente con VIH, lo encontraron muerto en su casa, en Los Frailes de Catia, hace seis días.

Este viernes, su hermano Maikel Ramírez y otros parientes estaban desesperados porque el cuerpo estaba hinchado, “a punto de explotar” y casi irreconocible. Supieron que era el por un mechón de cabello, los pies y la estatura.

Llorando se retiraron de la morgue, diciendo “no lo vamos a poder velar. Ese niño está casi explotado, tendremos que llevarlo directo al cementerio”.

Contaron que en una oportunidad se fue la luz, hubo fallas en la impresora para emitir los documentos y al cabo de varios días el cadáver se fue descomponiendo.

Otra situación similar ocurrió con el difunto Francisco Infante, de 82 años, hallado muerto en su casa, y aunque presumían que eran causas naturales, según la ley tenían que llevarlo a la morgue para descartar otra hipótesis.

Desde el lunes estuvo en la morgue el cuerpo del abuelo de Génesis Ochoa, quien estaba indignada este viernes al mediodía porque se lo llevaban directo al cremarorio.

-Nos decían que no había luz, después que no había agua, no hay toner, uno no puede velar a su pariente como es debido porque unos están en la funeraria y otros aquí arreglando papeles. Es insólito.

Inclusive estuvieron a punto de entregarles un cuerpo equivocado porque a dos cadáveres les colocaron el mismo nombre, número de cédula y otros datos iguales del señor Infante. Cuando fueron a verlo se sorprendieron porque no era el rostro del anciano.

-Allí adentro hay un desorden, una falta de respeto con los seres humanos, cada funcionario te da una información diferente, como si fueran nuevos o no se ponen de acuerdo en lo que le van a decir a uno.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.