COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Fue un domingo difícil. Cinco episodios seguidos de vómito había tenido Matina Luján, de cinco meses. Su madre, Luisana Pereira, estaba preocupada. Atendía la situación al tiempo que remarcaba insistentemente el número de la pediatra en su celular. No tuvo suerte. Tampoco pudo lograr mandar el mensaje a su mamá para al menos le recomendara algo. La conexión no fue posible y tuvo que apelar a su experiencia para tratar el malestar de la niña. Esa noche, y por cinco días continuos estuvo incomunicada en su apartamento. ¿La causa? El robo en su comunidad de la fibra óptica de Movistar, en uno de los hechos vandálicos de la lista que incrementó a 2900% los casos registrados en Carabobo durante lo que va de 2017.

Han sido 30 los eventos en la entidad contabilizados por la empresa desde enero. En 2016 solo hubo un robo.  Juan Comerma, vicepresidente de Tecnología de Telefónica, que tiene como subsidiaria la marca Movistar en el país, explicó que en la mayoría de los casos los delincuentes, pensando que se trata de cable de cobre, cortan la fibra óptica aérea o la que se encuentra desplegada en tanquillas, para después dejarla tirada al no resultarle rentable. “Pero ya la afectación en los servicios es un hecho”.

Pero eso no es todo. En las estaciones de telecomunicaciones y radio bases hurtan diferentes equipos eléctricos, y lo que constituye la red de transporte. Las consecuencias son graves: Actualmente, de las  dos mil 602 estaciones que tiene Movistar en todo el país,  54 están inoperativas producto de los hechos de vandalismo.

Por eso no es casual que en casa de los Sánchez Sotomayor ya cuentan más de dos meses sin servicio. Ellos están acostumbrados a terminar trabajos pendientes y asignaciones escolares antes de la cena con el internet que desde hace cinco años contraron con Movistar. Ya eso no es posible.

En Carabobo han robado en las estaciones Campo Carabobo, La Cumaca, El Bosque, El Toco, Guataparo, Lomas de Funval y Rafael Urdaneta. El resultado ha sido la interrupción de las comunicaciones en Barrera, San Diego, Guacara, y el norte y sur de Valencia.

Las cifras nacionales de la empresa indican que en lo que va de año han ocurrido 236 eventos vandálicos, un incremento de 97% comparado con el mismo período de 2016. El número de estaciones afectadas asciende a 163, lo que representa un aumento de 60%. “Desde el año pasado vemos con preocupación el incremento de estos incidentes que registraron un alza de 144% en comparación con 2015, con un total de 711 hechos”.

 

TRAMPA PARA LA INVERSIÓN

Las condiciones económicas de Movistar son adversas. Se ha destinado más de tres mil millones de bolívares para la recuperación de estaciones e infraestructura  afectadas por hurtos y vandalismos, “un monto que impacta sobre nuestro flujo de caja y capacidad de inversión”. La recuperación de una estación cuesta mínimo ocho millones de bolívares.

Comerma puntualizó que en este momento es muy cuesta arriba y, en algunos casos, imposible, la adquisición o sustitución de los equipos, por la dificultad de acceder a divisas y financiar en bolívares la reposición de la infraestructura.

El año pasado Telefónica-Movistar hizo “un esfuerzo impresionante” para garantizar la continuidad de los servicios. En medio de un entorno complejo se invirtió 24% de los ingresos, “eso nos coloca como la primera empresa en la región del Grupo Telefónica en inversión. Esto habla claramente del nivel de compromiso que tenemos con la sociedad venezolana”.

Hay exigencias. Para garantizar un servicio de calidad y adaptado a la demanda de la población se requiere condiciones apropiadas: “Que nos permitan ajustar las tarifa, de manera tal que podamos invertir en la ampliación de nuestras redes para soportar la necesidad de datos, sms y voz de nuestros clientes; de hecho, ante la  situación actual hemos tenido que generar iniciativas para promover el uso racional de la red, que está operando a su máxima capacidad”. Desde agosto de 2014 la compañía no recibe adjudicación de divisas de parte del Ejecutivo que maneja el control de cambios.

0800 ANTENAS

El Gobierno puso en funcionamiento una línea telefónica para que los usuarios denuncien cualquier hecho vandálico a estaciones de telecomunicaciones a través del 0-800 ANTENAS (0800 2683627). “Es importante que los ciudadanos conozcan esta iniciativa y que puedan apoyar en la reducción del impacto tan nefasto que tienen los hurtos y vandalismos sobre nuestras comunicaciones”.

Para cuando Luisana Pereira se enteró que no pudo recibir la asesoría de la pediatra de su hija en el momento oportuno por el robo de la fibra óptica de Movistar en su comunidad, ya era tarde para denunciar. Al día siguiente llevó a la niña casi deshidratada a la emergencia de la clínica por un problema que la incomunicó por cinco días.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.