La Cruz Roja dice que Centroamérica aún necesita asistencia tras huracanes
/ Foto: Cortesía
La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) dijo este martes que millones de personas de Centroamérica y Colombia aún necesitan asistencia humanitaria inmediata tras el paso en noviembre de los potentes huracanes Iota y Eta.
“Millones de personas todavía necesitan (…) refugio, atención médica, apoyo psicosocial, acceso a alimentos, agua potable, saneamiento e instalaciones de higiene”, dijo el jefe de la unidad de respuesta a desastres de la IFRC en las Américas, Felipe del Cid.

Lo que ha ocurrido fue “un gran desastre, que agrava una combinación ya devastadora a causa de la COVID-19, y de la pobreza y la desigualdad en la región”, agregó.

Esta combinación ha derivado en unas “crisis superpuestas (que) están haciendo de la operación una de las más complejas que jamás hayamos montado. El apoyo de la comunidad internacional es urgente para proteger vidas y medios de subsistencia”, explicó Del Cid.

El paso de los huracanes Eta e Iota, casi seguidos en noviembre, dejaron unos 200 muertos, desaparecidos y una millonaria destrucción en infraestructura y cultivos en Centroamérica, con especial afectación en Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Urge a desembolsar 22 millones de dólares

La federación hizo un llamado de urgencia a sus socios por 20 millones de francos suizos (más de 22 millones de dólares) para asistir durante al menos 18 meses a las más de 75 mil personas más afectadas en Guatemala, Honduras y Nicaragua.

“Eta e Iota acabaron con el ganado, destruyeron herramientas de trabajo, arrasaron con cosechas y áreas agrícolas, y afectaron lugares turísticos populares en una región que ya enfrentaba una crisis económica relacionada con la COVID-19 y donde los ingresos de miles de familias ya estaban severamente reducidos”, añadió.

Esas “personas corren el riesgo de recurrir a estrategias de sobrevivencia que aumentarían su vulnerabilidad, como vender sus animales y propiedades, comer menos y abandonar sus hogares para buscar nuevas formas de generar ingresos”, comentó.

Desastre desafiante

Según la Cruz Roja, este constituye “uno de los desastres más desafiantes que ha enfrentado la región en su historia reciente”, y entre sus consecuencias destacan que puede haber desplazamientos, como la caravana de hondureños que salió la semana pasada hacia EE.UU, pero detenida en Guatemala.

En Guatemala y Honduras, algunas de las áreas más afectadas también “han acogido a grandes grupos de personas retornadas cuyas travesías no terminaron como esperaban. En esas zonas las cifras de desempleo, pobreza y vulnerabilidad ya eran altas debido a la COVID-19 y muy probablemente se deteriorarán debido a Eta e Iota”, dijo el experto.

La IFRC y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja están abordando las necesidades más urgentes de más de 100 mil personas a través de siete operaciones humanitarias simultáneas en Colombia, Belice, Costa Rica, Panamá, Guatemala, Nicaragua y Honduras.

La situación es especialmente grave en Nicaragua, Honduras y Guatemala, donde más de 6 millones de personas se han visto afectadas por fuertes lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra, según la entidad. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.