(Foto EFE)

El Congreso de Perú debate este jueves si acepta la renuncia a la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, mientras su sucesor, Martín Vizcarra, viajaba desde Canadá para asumir el cargo.

Tras meses en la cuerda floja por sus vínculos con la brasileña Odebrecht, el empresario y exbanquero de Wall Street de 79 años, que había asumido hace 20 meses, arrojó la toalla el miércoles en vísperas de la Cumbre de las Américas, que reunirá el 13 y 14 de abril en Lima a una treintena de mandatarios, entre ellos el estadounidense Donald Trump

El jefe del Congreso, el opositor Luis Galarreta, anunció que el plenario debatirá la dimisión este jueves desde las 16h00 locales (21h00 GMT), pero la aceptación de “la renuncia del presidente se votará el viernes”.

Eventualmente, el Congreso podría rechazar la renuncia de Kuzcynski y optar por destituirlo, tal como hizo con Alberto Fujimori (1990-2000) que envió una carta de dimisión por fax desde Japón acuciado por los escándalos de corrupción.

Kuczynski es el primer presidente que pierde su puesto por el torbellino Odebrecht, que salpica a otros exmandatarios peruanos como Ollanta Humala, en prisión preventiva desde hace ocho meses junto a su esposa Nadine Heredia, o Alejandro Toledo (2001-2005), sobre el que pesa una orden de extradición desde Estados Unidos.

En diciembre, Kuczynski sobrevivió a un intento de destitución gracias al sorpresivo apoyo de una decena de legisladores opositores encabezados por Kenji Fujimori, el hijo menor de Alberto Fujimori, a cambio del indulto que sacó al exmandatario de la cárcel, donde cumplía una condena de 25 años por corrupción y crímenes contra la humanidad.

El vicepresidente y actual embajador de Perú en Canadá, Martín Vizcarra, tiene previsto llegar en la madrugada de este viernes a Lima para asumir la presidencia hasta julio de 2021.

“Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos. Pero tengo la convicción que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante”, dijo este ingeniero y hombre de consenso en la red social Twitter, rompiendo su mutismo de casi 20 días la noche del miércoles.

“Tengo la convicción que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante”, escribió Vizcarra, que este jueves cumple 55 años y al que le aguarda una labor titánica al carecer de partido político en un Congreso dominado por Fuerza Popular, el partido de Keiko Fujimori.

“Se dice que cambiarán las cosas, pero soy pesimista (…). Hay que cambiar la política, las reglas de financiamiento de los partidos políticos para que esto no vuelva a ocurrir”, opinó Gaspard Estrada, director del Observatorio Político de América Latina y del Caribe (OPALC) de la Universidad de Ciencias Políticas de París.

– Keiko gana, Kenji pierde –

La salida de Kuczynski se precipitó después de que líderes de Fuerza Popular difundieron el martes un video en el que aparece Kenji Fujimori tratando de convencer a otro legislador para que rechazara la destitución de Kuczynski en diciembre, a cambio de favores políticos.

El analista Luis Benavente recordó que fue precisamente un video el que condujo a la caída de Alberto Fujimori, al dejar en evidencia las maniobras de su jefe de inteligencia Vladimiro Monstesinos para comprar votos de legisladores.

“¡Qué paradojas del destino: con un video cayó el padre de Keiko, ahora con un video hace caer a Kuczynski y Kuczynski se lleva a su hermano!”, dijo Benavente a la AFP.

La guerra fraticida por dominar el legado del fujimorismo se ha saldado con una victoria de Keiko, de 42 años y dos veces candidata presidencial.

El futuro de Kenji, de 37 años y el parlamentario más votado en las dos últimas legislaturas, depende del Congreso dominado por su hermana, pues tras divulgarse el video, se inició un proceso para desaforarlo.

“Es difícil que pueda levantar cabeza. Lo peor que le puede suceder a un partido político es lo que le sucedió a Kenji”, declaró a la AFP el historiador y sociólogo Nelson Manrique.

Sin embargo, Keiko también ha sido salpicada por el caso Odebrecht. La empresa afirmó que aportó 1,2 millones de dólares a su campaña de 2011, por lo que está siendo investigada por la fiscalía.

Los mercados locales recibieron positivamente la renuncia: el dólar bajó levemente (de 3,266 soles a 3,251) y la bolsa subió 0,88%, al liberar parte de la tensión acumulada, según operadores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.