Entre ambos jugadores acumulan cuatro tantos./ Foto: AFP
COMPARTE

Cuando aún no se han completado dos fechas del Mundial Sub-20 de Corea del Sur, la dupla ofensiva de Venezuela formada por Adalberto Peñaranda y Sergio Córdova se ha convertido en una de las sensaciones del torneo por su capacidad para el gol.

Si Venezuela es hasta el momento la máxima realizadora del torneo con 9 goles, merced sobre todo a la apabullante victoria ante Vanuatu el martes (7-0), es en gran parte por el buen hacer de Peñaranda y Córdova, autores de un gol y tres respectivamente, pero presentes en casi todas las jugadas de ataque de los hombres de Rafael Dudamel.

Así, Córdova, delantero del Caracas FC, es por el momento el máximo goleador en solitario del torneo asiático. Y eso que el jugador de 19 años no ha completado los 180 minutos de juego, ya que fue sustituido en la goleada ante el combinado asiático cuando restaban 15 minutos para el final.

Ante Alemania firmó el segundo tanto Venezuela al aprovechar un pase de Peñaranda que le habilitó en posición de remate para que fusilase con un chut raso.

“Creo que es una sensación demasiado increíble, me hizo muy feliz, marcar en el primer partido es muy importante siempre, el envión anímico en lo personal es bastante importante”, declaró Córdova después del primer triunfo.

Ante Vanuatu volvió a ver puerta, y lo hizo por partida doble. El primero llegó con suspense. El árbitro recurrió al sistema de videarbitraje VAR ya que Córdova estaba en posición adelantada cuando remató a puerta de cabeza, pero el balón le había llegado de un jugador de Vanuatu, no de un compañero. En ese partido anotó un gol más, provocó un penal, y envió un balón al poste.

– Fin de la polémica –

Una de las principales polémicas en torno a la ‘Mini-vinotinto’ en la previa del Mundial llegó con la convocatoria para el mismo de Adalberto Peñaranda, un jugador de un talento innegable, pero criticado por su individualismo y por el hecho de no haber disputado el torneo Sudamericano clasificatorio para el Mundial de Corea del Sur.

El Udinese, en el que militaba por entonces, no le concedió permiso para un torneo que se disputó en enero. Ese mismo mes recaló en el Málaga, con el que sólo ha disputado tres partidos en primera, pero puede presumir de que dos de ellos fueron ante el Barça y el Real Madrid.

Además, Peñaranda llegó a la cita con problemas en el abductor que hacen que Dudamel esté dosificándole.

“Siempre veía los partidos en Europa, a pesar de que eran muy tarde siempre los veía, y estaba muy ansioso también por los muchachos porque les estaba yendo bien y gracias a Dios consiguieron esa clasificación que hoy me permite estar compartiendo con ellos”, declaraba el volante en días previos al inicio del Mundial.

“Cuando Dudamel hablaba conmigo siempre me daba confianza, que me quería en el Mundial Sub-20 lástima que no pude ir al Sudamericano, pero ya que puedo estar aquí a dar lo mejor de mí mismo”, confesó.

Su gol ante Vanuatu, y sus asistencias a Córdova y a otros compañeros han zanjado la polémica y le sitúan como firme candidato a mejor jugador del torneo si Venezuela llega lejos y él mantiene esa tónica.

Por el momento la ‘Mini-vinotinto’ ya está en octavos. Con él y Córdova sobre el césped las defensas rivales no podrán relajarse un segundo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.