FOTO ANGEL CHACON
COMPARTE

Un camión 350 entraba en medio de la tarde a una casa en Ruiz Pineda II, por la calle Yaracuy. En la vivienda número 64 no un robo a mano armada que, además,  terminaría con cuatro vidas.

José Flotes, miliciano del 4to cuadrante de Miguel Peña, le abrió las puertas a los supuestos trabajadores.  La vivienda también funcionaba como una fábrica de bolsas plásticas,  pero una de las maquinas tenia una falla y por eso llamaron a los técnicos.

FOTO ANGEL CHACON

Dentro de la casa estaban los hermanos Leonardo y Rafael Aguirre y un sobrino llamado Edikson Rodríguez, de 23. Los cuatro trabajaban para el mismo negocio y habían solicitado los servicios de los técnicos.

Cinco hombres bajaron del vehículo de carga y sin perder tiempo y con mucha violencia maniataron a los cuatro hombres y a la dueña de casa. Al esposo de esta no le hicieron nada porque estaba postrado en una cama, inmóvil.

Encerrados en una habitación los cinco secuestrados escuchaban a los delincuentes gritar: “En donde están los reales” pero nadie respondió. Eran las 4:00 p.m y el episodio se extendió hasta las 9:00 p.m.

Los criminales se llevaron la máquina productora de bolsas y la materia prima, pero no estaban conformes. Cada uno de los cuatro hombres recibió un disparo en la cabeza. A la mujer la intentaron degollar, pero sobrevivió. Se arrastró por el suelo mientras los delincuentes huían con la mercancía.

Ninguno de los fallecidos vivía en esa calle de la parroquia Miguel Peña, todos visitaban la casa blanca de vidrios azules para laborar. Leonardo vivía en las parcelas de El Socorro,  mientras que José residía en Lomas de Funval.

FOTO ANGEL CHACÓN

Según familiares y vecinos, la dueña de casa fue recluida en un centro médico donde lograron estabilizarla.

De los cuatro hombres uno solo logró resistir unas horas más con vida. Rafael Aguirre murió en el módulo asistencial Canaima.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.