Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Decadencia histórica

Para la fecha, Venezuela representa ante el mundo las ruinas de un país que hace tan sólo pocas décadas se reflejaba prospero, seguro, innovador y por supuesto con un futuro prometedor, inclusive una potencial mundial, sin embargo, el presente es la antítesis de todo lo que alguna vez soñaron quienes apostaron

Para la fecha, Venezuela representa ante el mundo las ruinas de un país que hace tan solo pocas décadas se reflejaba prospero, seguro, innovador y por supuesto con un futuro prometedor, inclusive una potencial mundial, sin embargo, el presente es la antítesis de todo lo que alguna vez soñaron quienes apostaron por Venezuela, una muestra de ello es la decadencia histórica que presenta la industria y la producción en el país.

Para nadie es un secreto que dentro del territorio nacional cada vez son menos los productores, este gobierno nos ha llevado a tener una economía de puerto, dependiendo de otros países cuando hace pocos años atrás contábamos con la capacidad de ser potencia mundial, por lo contrario, la industria nacional por primera vez en la historia alcanzó cifras nunca antes imaginada,  para el momento, 61% de los empresarios del sector industrial ha reportado caída en su producción durante el primer trimestre del año en curso.

Asimismo, a pesar de ser una economía de puerto, el suministro de materias primas e insumos tanto nacionales como importados necesarios para la actividad productiva de las empresas ha estado paralizado desde algún tiempo, aparentemente el tema de las aduanas se le ha salido de las manos al gobierno, otro logro más del régimen, el cual no ha hecho más de hacerse la vista gorda con respecto a temas de aduana e industria, tanto pública como el pequeño número de “sobrevivientes” que ha podido sobrellevar la situación del país.

En este aspecto, no debemos desfallecer, es cierto que estamos mal, pero vamos bien, cada vez retumbamos más dentro de los hemiciclos de las organizaciones internacionales más relevantes del mundo entero, el régimen se encuentra acorralado, la violación a los derechos humanos es más que evidente ante la mirada de todos los países, no estamos solos y más temprano que tarde volveremos a ser la Venezuela de progreso y de oportunidades para todos por igual, dejaremos de ser exportadores de cerebros y retornaran todos esos jóvenes que se han visto en la obligación de abandonar sus hogares, será un reencuentro que surtirá al país de esperanza. Lo vamos a lograr porque los buenos siempre somos más.

Únete a nuestros canales en Telegram y Whatsapp. También puedes hacer de El Carabobeño tu fuente en Google Noticias.

Decadencia histórica

Activa las notificaciones Lo pensaré