Dayrí Blanco

Andy Cordero

Sydney Díaz

La crisis del gas en Venezuela es compleja. La solución en Carabobo no está en la refinería El Palito, de acuerdo al ex gerente de Pdvsa Gas e integrante de Gente del Petróleo, Miguel Albornet.

Él explicó que el gas natural en Venezuela se extrae de yacimientos junto con el petróleo. Si cae la producción de crudo, pasa lo mismo con el gas. “De los pozos pasa a estaciones de extracción, donde ambos hidrocarburos se separan. El petróleo va a alguna refinería o se exporta, según sea el caso. El metano se separa y se envía a la red de Pdvsa Gas, mientras que los líquidos de gas natural van a la planta de fraccionamiento en el Complejo Criogénico Jose, en Anzoátegui, donde se obtiene el propano”.

En el país hay nueve instalaciones de ese tipo entre oriente y occidente, pero solo se produce gas propano en el norte de Monagas, en el área de Santa Bárbara, Jusepín y El Furrial, y de ahí va a Jose. En Occidente no se produce desde 2008, aseguró el director regional en Gas Energy LA, Antero Alvarado.

Complejo Criogénico de José. (Foto: archivo El Carabobeño)

El metano es el que va por tubería hacía plantas eléctricas, industrias, petroquímicas y a las estaciones de servicio que surten gas natural para vehículos. También va a los hogares donde está instalado el sistema de gas directo.

El propano, junto con el butano, es el componente principal del Gas Licuado del Petróleo (GLP) que se distribuye en bombonas para uso doméstico y como combustible para montacargas y algunos tipos de vehículos.

Ese gas de bombona se produce en Venezuela en 80%  en las plantas procesadoras y 20% en las refinerías del país, por lo que no es cierto que la solución a la crisis esté en El Palito.

italia
Refineria El Palito en Puerto Cabello. (Foto Archivo)

Albornet detalló que entre las instalaciones de oriente y occidente existe una capacidad instalada de 100 mil barriles diarios de GLP, pero apenas se está produciendo 15 mil, lo que es 30% del consumo del país que está alrededor de 50 mil barriles diarios.

La disminución en la producción de gas no es nueva. Hay documentos oficiales que así lo certifican. En el informe anual de 2015 de la estatal petrolera se indica que Pdvsa Gas tuvo una producción de gas natural de cinco mil 296 millones de pies cúbicos por día (mmpcd), al año siguiente el registro fue superior: siete mil 926 mmpcd. Pero en 2017 la cifra neta de producción fue de 592,8 mmpcd, lo que es igual a una caída de 92,52%. Los datos de los años siguientes no se conocen porque  Pdvsa dejó de emitir informes de gestión anuales.

El dilema de las reservas

En 2012 nadie se imaginaba que existiría una crisis tan severa con el gas en el país. Para ese momento ya no pasaban los camiones regularmente por las comunidades, pero el drama actual era impensable.

Foto Sydney Díaz

El 6 de agosto de ese año, Hugo Chávez, quien enfrentaba su última campaña electoral, trató de dar tranquilidad: “Hemos comprobado que tenemos una de las reservas de gas más importantes del planeta, ya vamos por 200 trillones de pies cúbicos y seguimos descubriendo más”.

Realmente Venezuela es el octavo país en el mundo con reservas probadas de gas natural. Rusia e Irán ocupan los dos primeros lugares. La cifra aproximada de la reserva es de 201,5 billones de pies cúbicos de acuerdo a la Gaceta Oficial No. 41.648 de 2019, fecha de la última actualización de estos datos.

Pero es mucho más que eso. Alvarado explicó que esas son reservas de metano que es el que llega a 11% de la población que tiene el sistema por tubería en sus hogares. Pero de propano, del que depende el 89% restante del país, no hay reservas.

“El propano es un subproducto de la producción de gas asociado. Lo que hay es reservas altas de gas pero se requiere llevarlo hasta la superficie, pasarlo por plantas de extracción y después de fraccionamiento. Es como la gasolina que no hay reservas, depende del petróleo”.

Soluciones… A largo plazo

Como el problema es tan complejo no hay soluciones a corto plazo. Se debe restablecer toda la industria petrolera para que los venezolanos vuelvan a tener de forma regular gas doméstico en sus hogares. “Se requiere de grandes inversiones que están muy limitadas en el país, además de formación del personal técnico en cada una de las áreas, pero toma mínimo dos años capacitar gente para que tome las riendas de la industria”, enfatizó Albornet.

Para Antero la recuperación de la producción de gas pasa por un ajuste de precios que sean competitivos, además de generar reglas claras y la inversión en importación de propano en el corto plazo.

A largo plazo se debe trabajar en la masificación de las ciudades, construyendo gasoductos con la participación del sector privado. “Romper el monopolio de Pdvsa es algo clave”.

El especialista insistió en que nunca se establecieron las prioridades productivas de una forma sensata. “Una cosa es aumentar la producción de gas para el sector industrial, petroquímico o petrolero, y otra cosa es llevarle gas a la gente. Siempre faltó esa visión de masificar el gas, una visión más energética del negocio petrolero, porque el gas es la cara más social del negocio y eso siempre se quiso resolver con bombonas que es un combustible más costoso”.

El problema es que mientras Pdvsa tuvo entrada de dinero y había abundancia nadie se preocupó por masificar el país.  “Hoy en día, cuando la crisis está en pleno apogeo, hablar de eso es una solución a largo plazo, de 10 años, y no se puede atender la crisis con eso ahorita, es un crecimiento natural que debe estar en manos privadas porque  la gerencia de Pdvsa ha sido ineficiente en extender la red de gas residencial del país”. Es una realidad de la que no tienen duda.

Es un panorama desolador que mantendrá a Aura Parra luchando contra el viento para prender la leña cada día. Aldo Romero seguirá acompañando esta forma de cocción con lo que pueda hacer en su cocina eléctrica.

Foto Sydney Díaz

Romero, al igual que Raúl coronel, María Pereira y Elsy López seguirán pidiendo a Dios que un apagón no les queme sus cocinas eléctricas. Maura Luna luchará como hasta ahora para mantener su comedor y evitar que la ineficiencia del gobierno deje sin alimentos a decenas de personas sin recursos que cada día van en busca de un plato de comida.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.