Foto: Ángel Chacón
COMPARTE

De un disparo en la cabeza un grupo de antisociales acabó con la vida del oficial de la Policía de Carabobo, José Ángel Medina de 24 años.

Medina salió de su casa temprano. Eran las 6:30 a.m. y se dirigía al comando. Lo primero que hizo fue encender su moto de color azul y salir de la vivienda. Sin embargo luego de unas cinco cuadras fue interceptado por los delincuentes que sin mediar palabra dispararon contra el funcionario que portaba el uniforme reglamentario y que carecía de arma. La bala impactó en su cabeza.

Los asesinos se habrían sorprendido al no ver una pistola. Se presume que buscaban quitarle el arma. Pero eso no impidió que despojaran a Medina de alguna de sus pertenencias, por lo que se llevaron la moto en la que viajaba y dejaron cuerpo del joven en el sitio. Sin embargo la huida de los delincuentes fue arruinada porque cerca del lugar del suceso se encontraba un grupo de funcionarios que logró detenerlos y en el enfrentamiento uno de los sujetos cayó abatido.

Eran las 7:00 a.m. cuando José Ángel dio su último respiro. Afortunadamente gracias a la actuación de la policía se logró recuperar la moto y una escopeta perteneciente a uno de los delincuentes.

La viuda del joven lloraba junto a una de las camionetas de la policía en la que se encontraba el cuerpo del difunto cubierto por una tela color azul, muy parecida a la que usan las personas en las clínicas antes de entrar al quirófano. Entre sollozos y con el rostro cubierto por el vidrio comentaba “Ahora me quedé sola, con un bebé de siete meses y otro de seis años”. La mujer estaba destrozada, no tenía fuerzas para continuar.

El oficial iba a recibir la guardia. Tenía dos años de servicios en el cuerpo policial ubicado muy cerca de El Rosario, en el municipio Carlos Arvelo, lugar en el que se cometió el crimen.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.