El Día Internacional del Jazz se celebra anualmente el 30 de abril en más de 190 países como tributo al jazz como forma artística capaz de promover el diálogo entre culturas, la diversidad y el respeto de los Derechos Humanos y todas las formas de expresión.

El Día Internacional del Jazz fue promulgado por la Unesco en 2011 por iniciativa de Herbie Hancock, embajador de buena voluntad de la institución y es organizado  anualmente en conjunto con el Thelonious Monk Institute of Jazz, para “promover y destaca el diálogo intercultural y el entendimiento a través del jazz, uniendo a los pueblos de todos los rincones del globo”.

La edición 2018 del Día Internacional del Jazz, en esta ocasión tendrá como sede mundial la ciudad de San Petersburgo (Federación de Rusia), el anuncio lo hicieron la directora general de  la UNESCO, Irina Bokova y el embajador de buena voluntad de la institución, Herbie Hancock. En San Petersburgo habrá toda una serie de actos que culminarán con un concierto en el histórico Teatro Mariinsky, que será retransmitido en directo.

Ana Colmenares, presidenta de la Fundación Festival Internacional de Jazz de Naguanagua, recordó que “en Venezuela y en particular en Valencia, tenemos una rica tradición jazzística. Entre sus pioneros, los maestros Aldemaro Romero y Miguel Casas. El primero, nacido en nuestra ciudad y el segundo desarrolló aquí gran parte de su carrera musical. El maestro Casas fundó en 1966 el Cuarteto de Jazz de la Universidad de Carabobo (actualmente UC Jazz) el grupo más antiguo del jazz venezolano. Mientras que, por nuestra parte, desde hace 17 años, realizamos el Festival Internacional de Jazz Naguanagua, promoviendo el conocimiento y apreciación de este género musical con conciertos, talleres musicales y actividades complementarias”.

El jazz significa libertad, diálogo, solidaridad y ayuda mutua. Y estos son algunos de los valores fundamentales de la humanidad. Hoy en día el jazz continua como una fuente de inspiración para millones de personas que luchan por el respeto y la dignidad humana. A lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una compleja forma de arte. Hoy en día el jazz no es sólo de un estilo de música, sino de que contribuye también a la construcción de sociedades más inclusivas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.