Foto Referencial
COMPARTE

Diez días sin el servicio eléctrico cumplieron los habitantes de la segunda calle del barrio Los Chorritos en el municipio Libertador.

De acuerdo a lo indicado por los vecinos, el pasado lunes 12 de junio se fue la luz y cuando llegó quemó un transformador. Ese fue el último día que tuvieron electricidad.

Una comisión se dirigió a la oficina de Corpoelec y notificó lo ocurrido por escrito, pero la respuesta que recibieron fue que no hay transformadores y por lo tanto no se puede hacer nada.

Más de 30 familias están pasando calamidades desde entonces. A Carmen Ospino lo que más le molesta es el calor que pasa en la noche, acompañado de los zancudos. Antes esto lo evitaba el ventilador.

Clemencia Vitriago se queja de que tiene que comprar dos velas a diario, a razón de 400 bolívares cada una y no duran lo que ella aspira. Adicionalmente tiene que pagar 200 bolívares por una bolsa de hielo, para poder tomar agua fría.

Para cargar los celulares los habitantes de la segunda calle tienen que pedir el favor a los vecinos de la avenida principal. Además, como es de imaginarse todos tienen que conformarse con comprar productos no perecederos para poder alimentarse, ya que no tienen posibilidades de refrigerar nada.

Los vecinos hacen un llamado a Corpoelec para que los ayude a solucionar este problema, porque están padeciendo demasiado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.