(Cortesía)

Diputados de la Asamblea Nacional coincidieron en manifestar que unos de los sectores más golpeados por la crisis que atraviesa el país es el educativo, “cuya política del régimen usurpador busca acabar con la educación venezolana, para evitar el ascenso social de la población y tener mayor control ciudadano para su adoctrinamiento”.

Tal análisis se desprende del debate realizado este martes 10 de septiembre, por parte de los legisladores donde tocaron la grave situación que vive la educación venezolana como consecuencia de la emergencia humanitaria compleja.

En este sentido, la presidenta de la Sub Comisión de educación de la Comisión de Desarrollo Social Integral, diputada por el estado Lara, Bolivia Suárez, manifestó que en las condiciones en que se encuentra el sistema educativo, “no se puede dar inicio al nuevo año escolar, tanto a nivel básico como universitario”.

Suárez afirmó que hoy se vive la peor crisis de la historia republicana en el sistema educacional del país. “Este régimen quiere tener a la gente sumisa, destruyendo el sistema educativo”.
“En Lara visité una escuela donde pude constatar la destrucción de la infraestructura educativa y así se encuentran todos los planteles del país”, reveló que los docentes han abandonado las aulas de clases para dedicarse a otro oficio o irse del país en busca de la calidad de vida de su núcleo familiar porque el salario, no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas.

Suárez indicó que al término del año escolar 2018-2019, hubo un éxodo de docentes del 50%.

“Alrededor de 350 mil educadores abandonaron las aulas de clases en busca de una mejor calidad de vida en otro país o cambiaron de oficio para lograr mayores ingresos y poder subsistir ante la crisis del país”.

Finalmente precisó que a través del Plan País, se han estructurado propuestas para la recuperación del sistema educativo, que permita la reconstrucción de la Venezuela del futuro de inclusión, libre y democrática.

Hablaron representantes del sector educativo

Con la venia del presidente Juan Guaidó intervinieron representantes del sector educativo.

En primer lugar, se le dio el derecho de palabra a Elva Ramos, representante de los comedores Alimentarios de Solidaridad Plan de Nutrición, quien manifestó, que en este momento las madres y representantes tienen una gran preocupación por el regreso a clases, porque no tienen los recursos para cubrir la necesidades básicas para sus hijos y grupo familiar.

“Cómo una madre compra uniformes zapatos, útiles cuando la plata no le alcanza ni para comer. Mi hija va a comenzar primer año de bachillerato y en el liceo donde va a estudiar solo va a recibir clases tres días a la semana de 7:00 a 11:00 de la mañana. Esto en verdad no es una educación adecuada para su formación”, dijo Elva Ramos.

Mientras que la Secretaria de la Federación de Maestros, Griselda Sánchez, señaló que los educadores venezolanos no se van a rendir, que van a seguir adelante y luchando para lograr la educación de calidad que los venezolanos merecen.

“No queremos un inicio del año escolar con el 60% de la población estudiantil, que ha abandonado el país obligatoriamente por la grave crisis. Otros se encuentran trabajando vendiendo en las calles, bachaqueando, lavando carros, para subsistir”, agregó Sánchez.

Sánchez remarcó que los planes de alimentación de las escuelas no están funcionando. Los docentes no escapan de la realidad venezolana, porque su salario no les alcanza para alimentarse, menos para el pasaje y trasladarse a sus lugares de trabajo.

“El docente esta pasando la peor tragedia en medio de la crisis de la historia del país. Sin embargo aquí estamos docentes, estudiantes diputados y venezolanos, todos luchando para lograr la libertad de nuestro país y que se instaure un verdadero sistema educativo en Venezuela, democrático y de calidad”, aseveró.

La representante de la Federación de profesores Universitario Keta Stephany, en su derecho de palabra, indicó que los profesores universitarios tienen 20 años enfrentando el hostigamiento de este régimen, por defender la libertad de pensamiento. “De manera que todos somos perseguidos de conciencia. No es posible la universidad sin la libertad de pensamiento”, subrayó.

La profesora sostuvo que cuando los profesores y estudiantes universitarios defienden la autonomía universitaria están defendiendo la libertad de pensamiento. Recordó que hay dos instituciones que todavía son democráticas: la Asamblea Nacional y las Universidades. “Por lo que seguiremos luchando por la libertad y por restaurar la democracia en Venezuela”, explicó.

Por su parte el diputado Ronny Flores, manifestó que este gobierno viola uno de los derechos fundamentales que están consagrados en la Constitución Bolivariana de Venezuela, como es el derecho a la educación

Flores destacó que este régimen de Maduro ha hecho cuatro cambios de pénsum de estudios con la finalidad de ideologizar a los niños y adolescentes. “A la deserción escolar siguen los planes alimentarios escolares ya no funcionan. La mayoría de las escuelas solo le dan arroz blanco a los niños”.

“No hay material de oficina, no hay material didáctico, ni hablar de los sueldos y salarios de los educadores, ganan menos de tres dólares, ni siquiera le alcanza para lavar las prendas de vestir”, apuntó Flores.

El diputado indicó que es necesario salir al paso a la crisis que vive la educación venezolana. “Bachelet en su informe también se refirió a eso, cerremos filas con las universidades, con nuestros educadores, con nuestros estudiantes. Está en agonía la educación”, apuntó.

Por su parte la diputada Amelia Belisario, cerró el debate manifestando que no se puede dejar en manos de este régimen la educación del futuro de los venezolanos. Solicitó que desde el Parlamento, a través de la Comisión de Desarrollo Social, se elabore un informe donde se presente todo lo que se ha expuesto en este debate y se incorporen a los representantes del sector educativo que abarque todos los aspectos que implique la Emergencia Educativa Compleja.

Este informe es para generar acciones no solamente de carácter parlamentario, sino también para que en el país haya democracia, porque si aquí no hay cese de la usurpación no habrá mejores condiciones para los educadores, ni tendremos niños aprendiendo en las escuelas. Estos señores tienen en sus manos el futuro de nuestros niños y tenemos que unirnos para luchar juntos por la defensa de la educación de nuestro hijos”, apuntó la asambleísta.

CCN




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.