COMPARTE

La imagen de la virgen Divina Pastora fue bajada desde lo más alto de su altar en la iglesia del pueblo de Santa Rosa, en el estado Lara,  para estar junto con su pueblo, antes de su salida en multitudinaria procesión el próximo 14 de enero.

La imagen de la patrona espiritual de los larenses fue bajada de su nicho, situado en la parte superior del templo, y trasladada al pasillo central de la iglesia, lugar en el que la feligresía podrá contemplarla desde cerca y también tocar su trono desde este sábado.

Carmen Ramos es estudiante de Psicología en una universidad privada de esta entidad federal, que visitó la iglesia de Santa Rosa junto a su madre, hermanas y sobrinos para contemplar la bajada de la advocación de la virgen María.

“Bajar la virgen significa tenerla más cerca, sentir su presencia, recibir esa paz que ella irradia, esa serenidad y sus bendiciones”, aseveró Ramos, acompañada de sus familiares y centenares de feligreses presentes en la iglesia.

Reina Ramos, no siempre acude a la bajada de la Virgen, pero cada vez que puede lo hace porque “es un acto muy hermoso sentir a la Divina Pastora junto a su pueblo”.

“Cuando a la virgen la bajan de su altar y es colocada en el trono, en el que será llevada en procesión, se trata del primer contacto que tiene con su feligresía”, explicó Reina, quien sostiene que la Divina Pastora “significa fe, milagro, es la madre que Dios nos ha dado y a la que nosotros pedimos y rogamos”.

Irma Ramos,  siempre visita el templo de Santa Rosa antes de la procesión del 14 de enero, porque en los últimos años ha padecido problemas de salud.

Como muchos larenses, Irma la espera en las avenidas de Barquisimeto, para verla pasar sobre los hombros de la multitudinaria feligresía.

“La Divina Pastora es nuestra madre, a ella pedimos e imploramos por más salud, vida y felicidad todos los años”, aseveró.

La procesión de la Divina Pastora es la manifestación religiosa más multitudinaria de Venezuela y una de las más grandes de América Latina, junto a las actividades que en honor a la virgen de Guadalupe se realizan en México.

Se trata de un peregrinaje de más de 2 millones de personas, que se efectúa cada 14 de enero desde la iglesia del pueblo de Santa Rosa hasta la catedral de la capital larense.

Este trayecto, que lo transita la virgen sobre los hombros de su pueblo, se inicia cerca del mediodía y culmina a primeras horas de la noche en la Catedral de Barquisimeto.

El peregrinaje es acompañado por cantos, alabanzas y plegarias por parte de los feligreses. Muchos cumplen promesas vestidos de pastores y nazarenos. Algunos caminan descalzos, mientras otros lo hacen hasta de rodillas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.