Nuevo ataque yihadista
Burkina Faso soporta frecuentes atentados yihadistas desde abril de 2015. Foto archivo: Cortesía Reuters

Al menos 12 personas, incluyendo cuatro militares y ocho voluntarios por la defensa de la patria (VDP) -civiles que colaboran con el Ejército- murieron este sábado en un ataque yihadista en la región Centro-Norte de Burkina Faso, confirmaron hoy a EFE fuentes de las Fuerzas Armadas burkinesas.

“Fue una emboscada contra una unidad del destacamento en misión de reconocimiento. Lamentamos la muerte de cuatro militares y ocho VDP”, dijo a EFE por teléfono el capitán Bertrand Dakissaga, de la dirección de comunicación de las Fuerzas Armadas, si bien las autoridades no publicaron aún cifras oficiales de víctimas.

El asalto se produjo cuando el equipo mixto realizaba una patrulla en la localidad de Silmagué, en la provincia de Namentenga, que ha sido golpeada en numerosas ocasiones por los terroristas.

Burkina Faso soporta frecuentes atentados yihadistas desde abril de 2015, realizados por grupos ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico y cuyas acciones han causado ya el desplazamiento de casi dos millones de personas.

Nuevo ataque yihadista

Al menos 37 personas murieron, incluyendo diez civiles y veintisiete soldados, en un ataque reivindicado por Al Qaeda y perpetrado el pasado 26 de septiembre contra un convoy cerca de la norteña ciudad de Gaskindé (provincia de Soum, región del Sahel).

Semanas después del atentado, la madrugada del pasado 30 de octubre, militares ocuparon zonas estratégicas de la capital, Uagadugú, generando una situación de confusión en un momento en el que el país se encontraba en un proceso de transición tras el golpe de Estado del pasado 24 de enero dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba.

El mismo día 30 por la noche, los soldados sublevados liderados por el capitán Ibrahim Traoré anunciaron en un mensaje dirigido a la nación la disolución de la Constitución y del Gobierno de transición, entre otras medidas, confirmando así el segundo golpe de Estado en el país en ocho meses.

Traoré asumió el cargo de jefe de Estado el pasado 5 de octubre, momento en que levantó la suspensión de la Constitución, y fue designado este viernes como presidente de la transición del país.

Gran descontento social 

El golpe encabezado en enero por Damiba (refugiado ahora en Togo) tuvo lugar después de que en noviembre de 2021 un ataque contra la Gendarmería causara 53 muertos y generara un gran descontento social y fuertes protestas para exigir la dimisión del entonces presidente burkinés, Roch Marc Christian Kaboré.

La junta militar que desde enero gobernaba Burkina Faso estaba llevando a cabo operaciones militares contra grupos yihadistas en varias regiones del país, pero la seguridad no mejoró durante los ocho meses de Damiba en el poder, uno de los pretextos usados por los nuevos golpistas para forzar su derrocamiento.

Traoré se reunió en Uagadugú el pasado 4 de octubre con una delegación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y aseguró que respetará el calendario que esa organización acordó con su predecesor, que prevé el retorno del orden constitucional el 1 de julio de 2024 como muy tarde.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.