Efectos del reconocimiento de Trump a la soberanía marroquí sobre Sahara Occidental
/ Foto. Cortesía

El reconocimiento por el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, de una soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental rompe un consenso internacional sobre el estatuto de este disputado territorio. ¿Qué consecuencias acarrea esta decisión?

El Sahara Occidental es una excolonia española reivindicada tanto por los marroquíes como por los independentistas del Frente Polisario, apoyados por Argelia, país vecino y gran rival regional de Rabat. Las negociaciones lideradas por la ONU están en punto muerto desde la primavera de 2019.

Los independentistas saharauis piden un referéndum de autodeterminación, previsto por la ONU. Marruecos propone desde 2007 una autonomía bajo su soberanía.

El reconocimiento por Washington de la soberanía marroquí estuvo acompañado por una normalización de las relaciones de Rabat con Israel.

¿Cuál es la situación en el estratégico Sahara Occidental?

Este territorio de 266.000 km2 está muy poco habitado (menos de un millón de personas), pero es estratégico y considerado causa nacional en Marruecos.

Tras un alto el fuego en 1991, la tensión se reavivó en noviembre con intercambios de disparos entre fuerzas marroquíes e independentistas saharauis, según el Polisario. Pero es difícil saber a través de fuentes independientes lo que realmente ocurre en la zona, de difícil acceso.

¿Consecuencias del anuncio de Trump?

La ONU, que mantuvo en la zona una misión de limitadas prerrogativas, la Minurso, indicó que su posición sobre el Sahara Occidental se mantiene “sin cambios”, igual que la de otros países implicados.

La decisión de Donald Trump “viola todas las decisiones y resoluciones de las instancias internacionales” reaccionó el jefe de la diplomacia saharaui, Mohamed Salem Ould Salek.

Entre los miembros del Consejo de seguridad, Rusia criticó el anuncio de Trump. Francia, gran aliada de Marruecos, se declaró dispuesta a participar en una “solución política (…) mutuamente aceptable”.

España, por su lado, exhortó a Marruecos y al Frente Polisario a “retomar el proceso negociador” en el Sahara Occidental, su antigua colonia

Para Marruecos, el reconocimiento estadounidense de la “marroquinidad del Sahara” supuso un “avance diplomático histórico”.

Rabat, alentado por el apoyo de Estados Unidos, podría estimar que “tiene las manos libres” por lo que el Polisario “podría solicitar una intervención de Argelia”, según Hamish Kinnear, del gabinete de asesores Verisk Maplecroft

Y los independentistas saharauis, tras el “significativo revés” que supuso la decisión de Trump, podrían verse “alentados a retomar las hostilidades”, afirma Riccardo Fabiani, del International Crisis Group (ICG).

Lo que vaya a ocurrir dependerá en gran medida de Argelia, pues la relación de fuerza militar con Marruecos es claramente desfavorable para el Polisario.

El fin de semana pasado, Argelia denunció “maniobras extranjeras” de desestabilización, mencionando a Israel, tras el reconocimiento por Estados Unidos de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental en contrapartida a la normalización de relaciones de Rabat con Israel.

¿Qué otros efectos?

Una inestabilidad en la región podría beneficiar a grupos yihadistas en esta región, que además es punto de partida potencial de emigración ilegal, en especial con destino al archipiélago español de las Canarias.

En este preciso tema migratorio, Marruecos es percibido en Europa como un interlocutor crucial.

¿Se reactivarán las negociaciones?

La Unión Africana exhorta a una “vuelta a la mesa de negociaciones” y el tema del Sahara Occidental fue reinscrito en la agenda durante su última cumbre de principios de diciembre

Pero los dos mediadores más probables van a ser Estados Unidos, tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, y la ONU.

No obstante el Consejo de seguridad está muy dividido, y “desgraciadamente parece éste uno de los casos que la ONU difícilmente puede resolver” subraya Richard Gowan, del ICG.

Tampoco parece que sea una prioridad para la administración Biden. Además, el presidente electo no podría dar marcha atrás sobre el reconocimiento de la soberanía de Marruecos, para no impactar negativamente las renacientes relaciones del país norteafricano con Israel.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.