directv
(Foto archivo)

Este martes, en medio de un “estado de alarma” que mantiene en confinamiento a la población venezolana, en medio de una pandemia que amenza con elevar la lista de contagiado, hasta ahora de 749 casos de COVID-19 positivo, se da a conocer la repentina decisión de AT&T, la mayor empresa de televisión por suscripción de Venezuela, de cerrar sus operaciones casi de manera forzada, por las sanciones aplicadas por EE.UU al gobierno de Nicolás Maduro, que ya venía amenazada a inicios de año por la cúpula estatal.

De acuerdo con las estadísticas de Conatel, al cierre del primer semestre de 2019 Directv contaba con 1,99 millones de suscriptores, lo que representa 45,3% del mercado de televisión por suscripción del país, publicó Banca y Negocios.

La decisión de AT&T figuraba como la última en tomarse, lo que significaría suprimir 600 puestos de trabajo, además de dejar a medio país sin señal televisiva.

Expertos en el asunto señalan que la corporación estaba entre la espada y la pared, toda vez que las sanciones impuestas por Estados Unidos en contra de la administración de Maduro obligaba a sacar del aire a Globovisión y PDVSA TV, lo que de haberse ejecutado inmediatamente hubiese significado el cierre de la señal por parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Al respecto, fuentes internas de DirecTV señalan que ni siquiera los altos ejecutivos estaban al tanto de la medida, pues se tenía como el último recurso a tomar. Señalan además que el personal fue liquidado este mismo 19 de mayo.

“Estamos hablando de más de dos millones de hogares y cerca de 10 millones de venezolanos que no podrá informarse de lo que está pasando, porque muchos de ellos puede que no tengan un teléfono inteligente para acceder a twitter o whatsapp, pero sí tienen DirecTV y esa es la forma no solo de entretenerse sino de informarse”, afirmó el periodista William Peña, especialista en telecomunicaciones y tecnología.

Peña señaló que las consecuencias de esta decisión van más allá de la simple oferta de entretenimiento e información, tomando en cuenta que la televisión es la plataforma preferida por el gobierno para hacer llegar sus mensajes (la llamada hegemonía comunicacional), además de servir en estos momentos como sustento de las clases a distancia que intentan salvar el año escolar, interrumpido hace dos meses por la cuarentena preventiva por el coronavirus.

Leer más: bancaynegocios.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.