El estado brasileño de Sao Paulo anuncia retomada del fútbol el 22 de julio. / Foto EFE

El estado de Sao Paulo, el más poblado de Brasil, con 46 millones de habitantes, y el más azotado por el coronavirus, anunció este miércoles el retorno de su campeonato de fútbol a partir del 22 de julio próximo, aunque determinó que los partidos serán celebrados a puerta cerrada.

El anuncio fue realizado por el gobernador paulista, Joao Doria, quien indicó en una rueda de prensa que la decisión de retomar el campeonato regional, paralizado desde el 16 de marzo por la crisis de la COVID-19, fue aprobada de forma conjunta por el Centro de Contención al coronavirus y la Federación Paulista de Fútbol.

“El 22 de julio se celebrará la primera jornada del Campeonato Paulista. El ‘Paulistao’ fue paralizado faltando seis jornadas para la final”, expresó Doria, quien agregó que la previsión es que el último encuentro de la competición sea disputado el 8 de agosto.

Sin embargo, los partidos sólo podrán ser realizados en las ciudades que se encuentren en la llamada “fase amarilla” del plan que determina la reapertura gradual de la economía en el estado de Sao Paulo. Asimismo, deberán ser disputados a puerta cerrada, sin público y bajo un estricto protocolo sanitario.

“En ningún momento ha faltado atención, diálogo o armonía entre los clubes de Sao Paulo y las autoridades regionales y municipales. El fútbol de Sao Paulo continuará salvando vidas, cumpliendo rigurosamente los protocolos presentados”, aseguró el presidente de la Federación Paulista de Fútbol, Reinaldo Bastos.

El protocolo para la retomada de la competición prevé la participación de menos de 200 personas en cada partido, la división de los estadios por zonas de seguridad y el confinamiento de los equipos en lugares previamente determinados para el control de los profesionales involucrados en los encuentros.

El Campeonato Paulista fue suspendido en la décima jornada, el pasado 16 de marzo, y tiene 24 partidos pendientes, que serán disputados en seis fechas.

Sao Paulo, que contabiliza más de 332.000 infectados y 16.475 muertos por el nuevo coronavirus, es el segundo estado brasileño en reanudar las competiciones de fútbol, después de que Río de Janeiro lo hiciera a mediados de junio, en plena escalada de la pandemia en Brasil, el segundo país del mundo más castigado por el patógeno.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, el gigante sudamericano tiene más de 66.500 decesos y casi 1,7 millones de contagiados por la COVID-19.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.