El periodista mexicano-estadounidense Jorge Ramos aseguró este jueves en Madrid que “no hay que aceptar jamás la censura” y que la función de los medios de comunicación es Cuestionar el poder.

Ramos reivindicó el papel del periodismo en un encuentro con compañeros de profesión en la capital española, en el que anunció que su equipo ha recuperado el material que les incautaron durante la entrevista con Nicolás Maduro en Miraflores el pasado febrero, antes de ser deportados.

“Lo hemos recuperado y vamos a emitir por Univisión hoy esas imágenes que Maduro no quería que la gente viera”, dijo el veterano comunicador, que ha recibido en España el Premio de Periodismo Internacional de la revista Vanity Fair por su trayectoria profesional.

“Hay que cuestionar al poder y cuando entiendes que para eso servimos las cosas cambian”, subrayó Ramos, quien considera que los periodistas no deben ser neutrales en ciertas situaciones como las violaciones de los derechos humanos o las dictaduras.

De su cara a cara con Maduro antes de que el mandatario venezolano decidiera cancelar la entrevista, el periodista aseguró que lo vio como un “un hombre poderoso, que se siente seguro y por eso creo difícil que pueda haber una transición pacífica y democrática en ese país”.

ENTREVISTAS INCÓMODAS

Ramos, que cuenta en su currículum de entrevistas incómodas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez o al también fallecido presidente cubano Fidel Castro, aseguró que “cuando te enfrentas a alguien con poder tienes que hacer las preguntas difíciles”.

“Hay pocos dictadores a los que se pueda entrevistar aún y se trata de reflejar la realidad tal y como es y cuestionar a los que tienen el poder. Saber que otros no van a hacer la pregunta que tú vas a hacer y pensar en ese momento que nunca más a entrevistar a esa persona, esa es la clave”, explicó.

Desde la experiencia que le dan “las canas” asegura que “no hay manera de enfrentar a alguien si no es desde el tú por tú” y que “todos tenemos un puntos de quiebre, se trata de encontrarlo”.

Ramos reconoció que en la situación que vivió en Venezuela, en algunos momentos, temió por su vida, pero quiso destacar el trabajo que realizan día a día los periodistas en México: “Ellos son los que realmente se la juegan”, dijo.

En un mundo globalizado en el que la credibilidad del periodismo está en juego por la inmediatez de las redes sociales, el comunicador subrayó la importancia de las fuentes.

“Hay que saber escoger las fuentes para enfrentar las fake news, pero al final es algo que no se puede controlar por decreto y las grandes compañías tampoco van a poder hacerlo”, concluyó. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.