Alberto Navarro y Josep Borrell, (Foto Cortesía)

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha permitido al embajador comunitario en Cuba, Alberto Navarro, terminar su mandato el próximo verano, como estaba previsto, pese a reconocer que cometió “errores” al pedir a Estados Unidos el fin del embargo a la isla y asegurar que el régimen castrista no es una dictadura.

En la reunión que ambos mantuvieron el domingo pasado, “Navarro fue advertido y reconoció su error”, explicó a EFE la portavoz de Borrell, Nabila Massrali, y el alto representante decidió que el embajador -con 40 años de carrera diplomática a sus espaldas- termine su estancia en Cuba.

Borrell llamó a consultas a Navarro hace dos semanas tras sus últimas actuaciones y desde que llegó a Bruselas desde La Habana, ha mantenido diversas reuniones con miembros del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y con el propio Borrell.

Previamente, eurodiputados conservadores enviaron hasta dos cartas al alto representante pidiendo la destitución de Navarro, porque firmó una misiva junto a 790 personas en la que pedían al presidente estadounidense, Joe Biden, el fin del embargo a la isla y por haber asegurado en un medio cubano que el régimen no es una dictadura.

Entre los eurodiputados había varios españoles, como los exministros del PP José Manuel García-Margallo, Juan Ignacio Zoido y Dolors Montserrat, o el representante de la extrema derecha de Vox, Jorge Buxadé o el de Ciudadanos, Jordi Cañas.

Lo que no puede dejar ninguna sombra de duda es la catalogación” de Cuba como un “régimen de un sólo partido, que establece constitucionalmente el socialismo como único modelo de Estado, que ignora el pluralismo político”, subrayaron los eurodiputados en su misiva.

Y añadieron que el hecho de que el embajador de la UE en Cuba -que “con motivo de su cargo es un privilegiado a la hora de conocer estas circunstancias”- asegurara que Cuba no es una dictadura “provoca un daño profundo y duradero a la imagen de la UE”.

Ante esa carta, una veintena de eurodiputados de izquierdas enviaron otra a Borrell defendiendo a Navarro.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.