COMPARTE

Las piedras en el riñón atormentan a millones de personas en todo el mundo. Pero no se trata de un mal exclusivo de los tiempos actuales. Los cálculos renales son tan antiguos como el propio ser humano.

Así lo confirma el descubrimiento realizado en una tumba de hace 12 mil años desenterrada en Sudán. Entre los restos humanos, pertenecientes a un varón adulto, los arqueólogos encontraron una piedra del tamaño de una nuez, situada cerca de los huesos de la región pélvica.

En principio se pensó que se trataba de una piedra común que había llegado hasta allí por casualidad, pero los análisis realizados en el laboratorio confirmaron que se trata de un cálculo que se formó en el organismo de aquella persona.

Y, por su tamaño, es fácil deducir que debió sufrir fuertes dolores para tratar de expulsarlo sin éxito alguno.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.