El representante en Venezuela del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), Jorge González Caro, dijo en una entrevista exclusiva con Efe que la escasez de anticonceptivos en el país suramericano dificulta la planificación familiar.

Según González, hay una escasez global de insumos anticonceptivos en los centros de salud y los que están disponibles en las farmacias son de costo muy elevado para que sean de acceso popular, universal

En el marco del Día Mundial de la Población, que se celebra cada 11 de julio, el matemático eñaló que hace 50 años la ONU nombró la planificación familiar como un derecho humano y que desde entonces se ha avanzado en la promoción y protección de este derecho que se traduce en más desarrollo y menos pobreza para los países.

En Venezuela es muy positivo que la planificación familiar haya sido incorporada en la Constitución nacional, un apartado que da a las parejas el derecho a decidir libre y voluntariamente el número y el espaciamiento de sus hijos, reconoció el representante de Unfpa, pero también alertó que la Carta Magna establece que el Estado garantizará el acceso a los medios científicos que garanticen el ejercicio del derecho, algo que actualmente se hace cuesta arriba debido a la falta de métodos anticonceptivos.

González indicó que está trabajando con el Ministerio de Salud para retomar el sistema de compra de anticonceptivos a través del Fondo para distribución gratuita y de acceso universal para toda la población. “A través del Unfpa, el Ejecutivo de Nicolás Maduro hizo su última compra muy importante en 2015 que alcanzaba para saciar toda la demanda, pero los inventarios han ido mermando y hoy son pocos los hospitales públicos que cuentan con materiales anticonceptivos”.

El matemático cree que la planificación familiar está culturalmente aceptada en el país petrolero, cuya tasa de fecundidad disminuyó en los últimos 50 años de 8 hijos por mujer a 2,3 hijos en la actualidad, muy cerca del promedio mínimo de 2,1 que busca proteger el reemplazo generacional.

El contraste en Venezuela es mucho mayor, según González, pues la tasa de fecundidad adolescente, de mujeres entre 15 y 19 años, se ha mantenido casi constante en el último medio siglo en alrededor de los 100 casos por cada mil jóvenes, muy por encima del resto de la región.

“Las venezolanas están teniendo cada vez menos hijos, pero los están teniendo muy temprano”. González apuntó que para atender esta problemática es necesario que el Estado promueva una educación integral de la sexualidad desde la infancia, así como campañas permanentes de instrucción y formación para los ciudadanos.

González cree que las venezolanas saben planificar sus embarazos pero necesitan apoyo de las instituciones para completar esta tarea.

Mortalidad materna

La mortalidad materna es lo que más preocupa al Fondo de las Naciones Unidas que ha venido apoyando el diseño de protocolos para la atención de los cuidados obstetricios de emergencia en el país, que atraviesa una profunda crisis económica de la que no escapa el sector salud. “Hemos empezado a promover talleres en centros de salud priorizados por el ministerio para la atención de hemorragias obstétricas posparto, que son la primera causa de muerte materna en Venezuela“.

González consideró que el problema con la tasa de mortalidad materna es que no baja en Venezuela, que suscribió un compromiso de reducirla en un 75 %, pero que ha tenido algún repunte.

Según el directivo, los programa sociales instaurados por el chavismo para promover el parto humanizado y proteger a las embarazadas y madres más pobres, que reciben bonificaciones mensuales, pudieran ser efectivos siempre que se les exija a las beneficiarias someterse a un control sanitario. “No tenemos ninguna evidencia de que estos programas que el Gobierno está auspiciando hayan generado un repunte en la tasa de natalidad”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.