El Parlamento Europeo suspendió la inmunidad de tres eurodiputados catalanes
De izquierda a derecha, el exministro de Salud de Cataluña y eurodiputado Antoni Comin, el líder catalán en el exilio y eurodiputado Carles Puigdemont y la exministra de Educación de Cataluña y eurodiputada Clara Ponsatí posan mientras dan una conferencia de prensa en el parlamento de la UE en Bruselas el 24 de febrero de 2021. La comisión jurídica del Parlamento Europeo votó el 23 de febrero para recomendar el levantamiento de la inmunidad de los tres legisladores catalanes buscados por España por sedición tras un fallido intento de independencia de 2017 / Foto: AFP

El plenario del Parlamento Europeo aprobó este martes la suspensión de la inmunidad parlamentaria de los eurodiputados catalanes Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, requeridos por España por el intento de independencia de Cataluña en 2017.

La inmunidad de Puigdemont, expresidente de Cataluña, se levantó por 400 votos a favor y 248 en contra y 45 abstenciones, al tiempo que las mociones contra Comín y Ponsatí se adoptaron por 404 votos contra 247, con 42 abstenciones, anunció la mesa del plenario.

La decisión de este martes no afecta por el momento la situación de los tres dirigentes catalanes, que podrán seguir desempeñando sus funciones de eurodiputados.

En el episodio de la independencia de 2017, Puigdemont era el presidente del gobierno catalán, Comín su Consejero regional (equivalente a ministro) de Salud y Ponsatí de Educación.

El levantamiento de la inmunidad de los tres era condición necesaria para que la justicia común pueda analizar los suplicatorios presentados por el Tribunal Supremo español, que exige el envío de los tres para ser procesados en su país.

En un mensaje divulgado el lunes en Twitter, Puigdemont había señalado que el voto relativo a su inmunidad y las de Comín y Ponsatí definiría qué “valores defendemos, qué idea de democracia tenemos, y qué futuro queremos construir en Europa”.

Al Tribunal de Justicia de la UE

Con el voto de este martes, el caso de Puigdemont y Comín retorna a la justicia de Bélgica, y el de Ponsatí a la de Escocia, instancias donde España había presentado la demanda de extradición.

Sin embargo, los tres eurodiputados ya adelantaron que elevarán el caso a la máxima instancia legal del bloque, el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE).

La justicia española acusa a Puigdemont y Comín de sedición y malversación de fondos, y a Ponsatí sólo de sedición.

La defensa de los tres eurodiputados se apoya en vicios de procedimiento y de competencias, ausencia de pruebas y persecución política.

Madrid tiende la mano a Cataluña

La votación se realizó en la noche del lunes, pero debido a las medidas sanitarias por la pandemia se realizó de forma telemática y por ello el resultado oficial del conteo únicamente fue anunciado este martes.

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento había recomendado a fines de febrero que el plenario suspendiera la inmunidad de los tres legisladores.

Los tres mayores bloques políticos del Parlamento Europeo (el Grupo del Partido Popular, los Socialistas y Demócratas, y los liberales de Renovar Europa) habían adelantado que votarían en favor de levantar la inmunidad. Las tres bancadas representan 417 sobre un total de 705.

Iratxe García, líder del bloque de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento dijo que se sentía “muy satisfecha del resultado de la votación, que es una victoria de la democracia y del estado de derecho”.

Por su parte, la legisladora nacionalista flamenca Assita Kanko señaló en Twitter que el voto era “indignante”.

“No participo de esa persecusión política”, añadió.

Aamer Anwar, abogado de Ponsatí en Escocia, denunció en Twitter el “voto vergonzoso” del Parlamento, y añadió que “la batalla continúa”.

Trámite nada sencillo

El trámite judicial, sin embargo, no deberá ser tan sencillo. En enero, la justicia belga ya rechazó un pedido español de extradición de otro consejero catalán, Lluís Puig, quien fue consejero de Cultura y reside actualmente en Bélgica, argumentando el “riesgo de violación de sus derechos fundamentales” y cuestionó así la competencia del Tribunal Supremo español en este caso.

En Madrid, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, apuntó que el voto del Parlamento Europeo señala que “los problemas de Cataluña se resuelven en España, no se resuelven en Europa”.

La jefa de la diplomacia española aseguró que el gobierno tiende “la mano a todas las fuerzas políticas catalanas para buscar una solución a los problemas de Cataluña a través del diálogo y la negociación”.

De acuerdo con González el voto de este martes también muestra respeto “al trabajo de la justicia española” y reafirma la “solidez del Estado de derecho de España”.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.