(Foto AFP)
COMPARTE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tiene la responsabilidad política y moral como Nobel de Paz de promover el diálogo en Venezuela y en ningún momento azuzar la guerra, afirmó uno de los líderes de la exguerrilla de las FARC.

“Esa es la función de un nobel y realmente aquí estaría ese desafío para el presidente: si es capaz de mostrarse realmente como un estadista y como un constructor de paz en el mundo”, señaló este martes Pastor Alape, dirigente de la organización que selló un histórico acuerdo de paz con el gobierno.

Santos recibió el galardón gracias a la negociación con las FARC, que Venezuela acompañó como país garante.

La relación entre Caracas y Bogotá se ha deteriorado desde que el presidente Nicolás Maduro instaló una Asamblea Constituyente en medio de la profunda crisis política y económica en Venezuela.

Santos, que no ha descartado romper con el gobierno de Maduro, al que incluso tilda de dictadura, desconoce el órgano de plenos poderes dominado por el oficialismo, al igual que varios gobiernos de la región.

El mandatario colombiano otorgó protección y ofreció asilo a la exfiscal Luisa Ortega, quien huyó de Venezuela denunciando una persecución política. Desde entonces los dos gobiernos han elevado el tono de sus acusaciones.

Como nobel de Paz, Santos “es el primer responsable de promover el diálogo y la solución política a los conflictos internos de este país y en ningún momento azuzar la guerra”, apuntó Alape en una rueda de prensa.

Las todavía llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) celebran en Bogotá un congreso para convertirse en partido político, después de haber completado su desarme como parte de lo pactado en cuatro años de negociaciones en La Habana, Cuba.

La autoridad no la da haber podido resolver este conflicto de 53 años a través del diálogo, a través de la negociación política. Ese escenario tiene que extenderse a todo el continente y el mundo, agregó Alape.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.