Referencial
COMPARTE

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) criticó hoy al Gobierno de Israel por anunciar que cerrará las oficinas en Jerusalén de la cadena de televisión catarí Al Yazira, gesto que esa organización que agrupa a los sindicados de reporteros considera una “caza de brujas”.

“La decisión de las autoridades israelíes de cerrar las oficinas Al Yazira en Jerusalén y retirar las credenciales a sus periodistas bajo una acusación general de apoyar la violencia es un ataque a la libertad de prensa y a la pluralidad de la información”, declaró en un comunicado el presidente de la FIP, Philippe Leruth.

El titular de Comunicaciones israelí, Ayoub Kara, declaró ayer su intención de cerrar las oficinas de Al Yazira después de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, acusara a ese medio de comunicación de “incitar a la violencia”, decisión que ha condenado la cadena catarí.

Según la Federación Internacional de Periodistas, las autoridades israelíes podían haber ejercido su “derecho a réplica” en caso de considerar que “alguna información difundida por Al Yazira era errónea”.

“Al elegir no hacer esto, y en cambio sumarse a la campaña internacional contra Al Yazira, dan la impresión de que lo que quieren es silenciar una voz que no les agrada, lo que es contrario a los valores democráticos que representan”, agregó la FIP.

Esa federación subrayó que el Sindicato Palestino de Periodistas, afiliado a la FIP, denunció que la decisión de Israel es “una grave violación de la libertad de expresión y del derecho de los periodistas a trabajar”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.