Miércoles y sábado fueron los únicos días de la semana pasada que llegó gasolina a la estación de servicio subsidiada Santa Ana ubicada en la avenida Universidad de Naguanagua, según el relato de dos vecinos de la zona.

A pesar de tener la estación de servicio a pocos metros de su hogar el hombre, que prefirió no identificarse por temor a represalías, optó por surtir su vehículo con gasolina a precio dolarizado, de 0,50$ el litro, en otras estaciones de servicio de la ciudad, ya que como vecino no tiene beneficios en la Santa Ana.

Relató que debe lidiar con cientos de personas que pernoctan en el lugar desde las 9:00 de la noche hasta el siguiente día con la esperanza de salir en el sorteo, que es el método de la alcaldía de Naguanagua por el que seleccionan a los ciudadanos que podrán surtir el combustible subsidiado en Santa Ana.

“Aquí no echa gasolina quien puede sino quien paga”. También denunció que en el lugar  hay colas VIP. Estimó que de 500 personas que acuden todos los días pueden surtir de 100 a 150 personas. El hombre afirmó que aunque hay fallas de abastecimiento desde hace algunas semanas la gasolina llega con regularidad.

Otro consultado, vecino y trabajador de la zona, señaló que hace dos semanas se comenzó a agravar el abastecimiento de la gasolina.

Carol Citerio, encargada de la comunidad por parte de la alcaldía de Naguanagua en la estación de servicio Santa Ana, aseveró que la gasolina estaba llegando con regularidad pero últimamente está llegando dos días sí, tres días no. “Eso va a depender de cómo sea la distribución en la planta”.

Citerio detalló que el proceso de sorteo continúa. Según ella, las personas llegan a las 6:00 de la mañana y luego se reparten entre 180 a 200 números, dependiendo de la cantidad de gasolina que fue enviada a la estación de servicio.

La representante dijo que allí se hace la distribución entre funcionarios, sector salud, personas que se hacen quimioterapias, pacientes renales, la mayoría de los cuerpos policiales que laboran dentro y fuera del municipio, trabajadores de la alcaldía y la comunidad de todos los municipios del estado que acuden a Santa Ana.

Citerio, también coordinadora de Relaciones Interinstitucionales de la Cámara Municipal de Naguanagua, agregó que ya no se pernocta, a veces cuesta que las personas entiendan que se reparten menos cantidad de números no porque queremos sino porque la cantidad de gasolina que llega no es suficiente para repartir 200 números”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.