/ Foto: Cortesía (Vozpópuli, España)

El Ministerio de Transportes español, bajo la dirección de José Luis Ábalos, afirma que la difusión de imágenes en Barajas entre el funcionario y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, lo que la prensa de la nación ibérica denominó Delcygate, podría dar pistas a grupos terroristas para atentar contra el aeropuerto madrileño.

También alega que consignar el material audiovisual perjudicaría la relación entre España y la Venezuela de Nicolás Maduro.

De esta forma, señala el medio digital madrileño Vozpópuli, el Gobierno deniega una petición formulada a través del portal de Transparencia que solicitaba tener acceso a lo que captaron las cámaras de videovigilancia del aeródromo el día de la reunión secreta.

“Podría constituir un riesgo para la seguridad nacional ante eventuales actos de terrorismo”, dice el Ministerio en una respuesta a la que ha tenido acceso Vozpópuli y que lleva la firma del subsecretario de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jesús M. Gómez García. Añade que “el hecho de que en las imágenes solicitadas aparezca un miembro de un Gobierno de otro país, podría causar un perjuicio en las relaciones exteriores españolas con dicho Gobierno extranjero”.

Cabe recordar que en enero de 2020 el propio Ábalos se desplazó en plena noche al aeródromo madrileño para reunirse en secreto con la funcionaria chavista. Delcy Rodríguez tenía prohibido el paso por el territorio Shengen como sanción de la Unión Europea debido a la violación de Derechos Humanos en Venezuela. Desde el Ministerio primero negaron tal encuentro y una vez lo publicó este periódico ofrecieron diversas explicaciones sin revelar nunca el contenido de la reunión.

No han visto luz

Tras su encuentro en el interior de un avión sobre la pista de la terminal de vuelos privados, ella bajó y permaneció durante horas en una sala VIP. De ese paso por el aeropuerto existen imágenes que nunca han visto la luz y por eso la petición registrada en el Portal de Transparencia.

La solicitud entró el 20 de noviembre del año pasado y el Ministerio agotó el plazo legal de un mes para contestar en términos negativos. Se escuda en las relaciones exteriores entre España y Venezuela y motivos de seguridad: “Se considera que facilitar las imágenes de videovigilancia del aeropuerto puede dar información de su ubicación, lo que podría ser utilizado por personal ajeno a las instalaciones para evitar ser grabado por las misma, pudiendo constituir este hecho un peligro para la seguridad pública”.

El tercer argumento para denegar las imágenes es la legislación en materia de protección de datos personales: “Existe régimen jurídico específico de acceso a la información de las grabaciones de videovigilancia”.

De Delcy Rodríguez a Plus Ultra

Las relaciones diplomáticas entre España y Venezuela han estado de por sí sujetas a diversas complicaciones en los últimos tiempos. El Gobierno de Pedro Sánchez se convirtió en uno de los países que reconoció la legitimidad de Juan Guaidó como presidente legítimo del país, una apuesta conjunta de la Unión Europea. El opositor Leopoldo López resultó acogido en la embajada de España de Caracas desde donde se desplazó a Madrid en un operativo secreto que generó el malestar de las autoridades bolivarianas.

Por otro lado, el episodio de la reunión entre Ábalos y Delcy Rodríguez no es el único capítulo envuelto en interrogantes en lo que tiene que ver con los intereses entre ambos países. Lo acredita la información desvelada también por Vozpópuli sobre el rescate con 53 millones de euros de España a una aerolínea Venezolana llamada Plus Ultra. Esta compañía cuenta con vínculos con el chavismo y apenas disponía de un avión y su actividad de vuelo es prácticamente inexistente.

Lee la información completa en Vozpópuli.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.