Foto cortesía

Hace un año debió salir en libertad el primer teniente Luis Hernando Lugo Calderón. Su condena se cumplió el 22 de noviembre de 2019, pero por una “orden superior” el militar permanece ilegalmente preso en el Centro Nacional de Procesados Militares, en Ramo Verde.

Lugo Calderón fue condenado a una pena de 4 años, 9 meses y 10 días de prisión, acusado por los delitos de instigación a la rebelión y uso indebido de condecoraciones e insignias militares. Su causa es la misma que la del primer teniente Petter Moreno, cuya condena expiró el 20 de octubre de 2019. Ambos fueron acusados por presuntamente participar en lo que el gobierno denominó “el golpe azul”.

Primer teniente Peter Moreno. Foto cortesía

Sus madres, Gloria Calderón Beroes y Marilú Guevara, han emprendido una cruzada por la libertad de sus hijos. Hoy, un año después del vencimiento de las condenas, siguen esperando justicia.

En una carta enviada por la madre de Lugo Calderón, Gloria Calderón Beroes, a Nicolás Maduro este 22 de noviembre, relata todo lo acontecido con la prisión y la privación ilegítima de la libertad a la que está sometido su hijo

El proceso no fue fácil. El militar fue detenido el 11 de febrero de 2015. Tres años después, luego de un juicio amañado que incluyó la reposición de la causa al inicio de un nuevo juicio, Luis Lugo decidió acogerse al procedimiento por admisión de los hechos.

El 11 de octubre de 2018 el tribunal militar segundo de ejecución de sentencias de Maracay, a cargo del juez militar capitán de corbeta Pedro Lunar, al sumar las horas de redención más el cumplimiento físico de la condena, decretó cumplida la pena y salió en libertad.

Esa misma tarde, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, (Sebin) y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) comenzaron la búsqueda del militar. que fue capturado y se lo llevaron nuevamente detenido.

La responsable esta vez fue la teniente coronel Katiuska Ochoa, fiscal militar del estado Aragua, quien apeló la decisión del tribunal de ejecución por diferencias en las horas de redención. La causa fue radicada al mes siguiente en el tribunal 1° de ejecución, en Caracas, a cargo del teniente coronel Iván Bustamante, quien ordenó el cumplimiento íntegro de la condena, desconociendo las horas de redención. El puso como fecha de culminación de la pena el 22 de noviembre de 2019.

Esa fecha llegó hace un año. La angustia se apoderó nuevamente de los familiares. Transcurrían las horas y no le otorgaban la libertad. Nunca llegó la boleta de excarcelación que el juez Iván Bustamante debía llevar a Ramo Verde. Este 22 de noviembre de 2020, el primer teniente Luis Lugo sigue preso.

Hoy el tribunal primero de ejecución está a cargo de la capitana María Victoria Jaspe, a quien Gloria Calderón pide que entregue la boleta de excarcelación en Ramo Verde para que Luis Lugo salga en libertad.

Las gestiones de su madre han sido muchas. Acompañada de su abogada introdujeron un Recurso de Amparo Constitucional ante el Tribunal Militar Primero (1°)
de Ejecución de Sentencias con sede en Caracas, por violación del derecho a la libertad, establecido en el artículo 44 N° 5 de la Constitución Bolivariana de Venezuela. “”Allí me manifestaron que por una ´orden superior´ no podían otorgar la libertad a mi hijo”.

En esa oportunidad también consignaron denuncia contra el Tribunal Militar Primero (1°) en funciones de Ejecución, por violaciones al Debido Proceso, establecidos en el artículo 49 Constitucional.

Pero además, Gloria Calderón se reunió varias veces con el presidente de la Corte Marcial, mayor general Edgar José Rojas Borges, quien se confesó de manos atadas pues una orden superior no le permite otorgarle la libertad a su hijo

El próximo paso fue la Sala Constitucional. Ingenuamente Gloria Calderón esperaba justicia ante el Recurso de Amparo Constitucional interpuesto en esa instancia del Tribunal Supremo de Justicia contra la Corte Marcial por omisión y violación de los Derechos y Garantías Constitucionales. También acudió ante la Defensoría del Pueblo y la Comisión de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la Republica.

Ella aún espera respuesta y su hijo, la libertad. “Señor Maduro visto que por ninguno de los medios antes señalados hemos obtenido repuesta a nuestra solicitud y que mi hijo sigue detenido tras un año de haber cumplido la totalidad de la pena impuesta, hago de su conocimiento estas situaciones visto que usted ha manifestado en diferentes oportunidades, ser garante del cumplimiento de la Constitución, las leyes y defensor de la vida, la paz, la justicia, la libertad y los Derechos Humanos

La madre del teniente Lugo recordó a Maduro que los pactos y tratados suscritos por Venezuela la convierten en un Estado respetuoso de esos valores, que además están contenidos en la Constitución. “El mayor deseo de todo gobernante es la máxima felicidad de todos sus ciudadanos, que se haga justicia. Por eso pido que  se le otorgue la libertad y le sea respetada la vida de mi hijo”.

Gloria Calderón pidió a Maduro que si verdaderamente existe una orden para evitar el
otorgamiento de la libertad de su hijo, él como  comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional la deje sin efecto y permita que se haga justicia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.