Al evocar las efemérides patrias del 19 de abril de 1810 y la del 5 de
julio de 1811, están presentes las extraordinarias obras elaboradas
por el caraqueño Juan Lovera, testigo presencial de ambos
acontecimientos de la gestación de la República. Nacido el 11 de julio
de 1776, del matrimonio de Atanasio Lovera y Doña Juana Arrechedera en
la vivienda ubicada entre las esquinas de Pelota a Punceres. Desde
pequeño tuvo especial inclinación por la pintura estimulado por los
frailes dominicos en el Convento de San Jacinto; con ellos aprende a
preparar los colores y lienzos.

De sus profesores podemos mencionar al conocido artista Antonio José
Landaeta, quien le dio los conocimientos elementales, perfeccionados a
través de la práctica. De sus primeras obras se encuentra la realizada
a Alejandro Humboldt en 1799. En la reconstrucción de la iglesia
parroquial de La Victoria, dejó plasmada en 1808 con su brillante
pincel, la obra “Padre Eterno”. Juan Lovera comienza a ser conocido
como uno de los mejores pintores de la época colonial, que sin tener
la suerte de mejorar su técnica en otro país europeo, pudo destacarse
con su estilo de retratista e imaginativo.

Se involucra en el movimiento revolucionario del 19 de abril de 1810;
ese año pinta “El Hombre del chaleco”. A través del diario “El
Mercurio Venezolano” recibe elogios por parte del Francisco Isnardi, ”
redactor y escritor del Acta de Independencia”. Desde 1812, sufrió
persecuciones por parte de las fuerzas realistas. Huyendo de las
atrocidades del asturiano José Tomás Boves, acompaña al Libertador con
veinte mil caraqueños, que abandonan la ciudad el 7 de julio de 1814
en la Emigración a Oriente. Lovera se instala en Cumaná por poco
tiempo, donde impartirá clases de pintura, para luego seguir a las
islas de las Antillas, Puerto Rico y Curazao.

Al regresar a Caracas en 1820, continuará su magnífica labor. Con el
conocido músico Lino Gallardo, fundan una Escuela de Arte, formadora
de los nuevos valores en pintura, música y escultura; ese año pinta a
“La Buena Pastora”, de las pocas obras de estilo religioso conocidas.
El Ayuntamiento capitalino le solicita en julio de 1821, sus servicios
para realizar obras conmemorativas a la batalla de Carabobo. El
Vicepresidente del Departamento de Venezuela Carlos Soublette, lo
designa Corregidor de Caracas en septiembre de ese glorioso año 1821.
Será igualmente designado en 1822 Alcalde Ordinario de Caracas.

En 1823 alejado de la administración pública se dedica a pintar a las
grandes personalidades del momento, entre ellos el general Páez, Dr.
Cristóbal Mendoza, Mariano Herrera Toro, entre tantos que solicitaron
sus valiosos servicios artísticos.Pinta al Libertador en 1827, durante
su última visita a Venezuela. Lovera se interesa y participa en
1828,en el proyecto del general Francisco de Paula Avendaño de fundar
un taller de litografía, de los primeros de su tipo en Venezuela.

Su mano maestra realiza entre 1831 y 1832: “La Dolorosa, “Ecce Homo”,
retratos de: Sir Robert Ker Porter, del Dr. Fermín Paúl, sacerdote
Domingo de Freites y del obispo Manuel Sosa Betancourt. En 1835, pinta
el famoso cuadro del 19 de abril de 1810, el cual se encuentra en el
salón de Sesiones Concejo Municipal de Caracas; en 1836 elabora un
retrato del eminente doctor José María Vargas. En 1837 ejecuta su
segunda obra que lo inmortaliza: “el 5 de julio de 1811”, la cual se
encuentra en la Asamblea Nacional.

Lovera es bien denominado por Alfredo Boulton como “El Pintor de los
Próceres”. Es obra de su prodigioso estilo el maravilloso cuadro “La
Virgen del Carmen”, propiedad de la Fundación Polar. Luego de dedicar
su vida a las artes y a la enseñanza, fallece este gran pintor de la
historia en Caracas el 20 de enero de 1841. En su memoria se ha
instituido en 1971, el Premio de Artes Visuales por parte del Concejo
Municipal caraqueño; varias escuelas de Artes en algunas ciudades del
país llevan con honra su preclaro nombre.

churuguarero777@gmail.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.