COMPARTE

El pasado domingo,,con una solemne misa, presidida por el señor arzobispo Reinaldo Del Prette, fue clausurado año jubilar de la Pontificia y muy venerable cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora, por la celebración de los 400 años de su fundación.El mérito de esta corporación religiosa se ha mantenido ininterrumpidamente durante cuatro siglos lo que, posiblemente, la convierte en la más antigua´de América. Este detalle ha sido tomado en cuenta por la Unesco que tiene en estudio la historia de la cofradía, para proponerla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.- .

En esta misa, que fue cantada por la Coral de la alcaldía del municipio San Diego. fue juramentada la junta directiva de la institución integrada por Marina Giménez de Bencomo, presidenta reelecta;Carmen Cecilia Maldonado de Pinto, primera vicepresidenta; Leopoldo Fadul Buysse segundo vicepresidente; Lourdes Klose González, secretaria; Lucyla Peña de Castrillón; José Alberto Ramos, tesorero; Carrmen Coromoto Girón, subtesorera; Jesús Oliveros, Josefina de Reverón, Tony Khour y Silvia Coromoto Arias Noya, vocales.
La historia de la cofradía está contada con detalles precisos en el libro “De la Pontificia Real y muy venerable cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora del Socorro” escrito por el historiador Leopoldo Fadul quien rescató de los archivos de las arquidiócesis de Caracas y Valencia, correspondientes a los siglos XVII,XVIII y XIV, las actas de la corporación, a fin de sacar del olvido a la más antigua e importante cofradía que haya existido en Valencia, la cual ha participado en los principales acontecimientos ocurridos en esta ciudad.

La cofradía o hermandad,,autorizada por la Iglesia, tiene por finalidad reunir a devotos para realizar obras de carácter piadoso. Aunque hoy casi todas las cofradías que existen en Venezuela cumplen funciones meramente religiosas.
En su libro, Fadul recuerda que, el 16 de mayo de 1616, el obispo de Caracas y Venezuela, don Juan de Bohorquez, aprobó los estatutos de la Cofradía del Espíritu Santo que habían presentado los pardos, negros, indios y esclavos de Valencia. Como dato curioso, no se recibían blancos para que no tuvieran privilegios.

Debido a la pobreza de sus hermanos, permaneció muchos años soportando las penurias económicas que impedían celebrar, con esplendor sus fiestas propias.

En 1690 -continúa el historiador-, la cofradía hizo un gran esfuerzo para reunir los fondos necesarios y adquirir, en España, una imagen de la virgen del Socorro la cual,desde su llegada causó un efecto tan profundo en el ánimo de los valencianos, que adqurió renombre en Maracaibo, Mérida, Barquisimeto, Caracas, Maracay. San Felipe, San Carlos y Calabozo, por lo cual fue comisionado el presbítero Pedro Tamarón y Romerall para organizar el culto que debía rendirse a Nuestra Señora del Socorro.

Aunque desde 1616, la cofradía tenía la aprobación del obispo de Caracas no había cumplido con los trámites legales para lograr la aprobación real. Por este motivo, en 1751, el presbítero José Atieza del Castillo urgió para que, a la mayor brevedad, legalizara su situación. El rey aprobó los estatutos, en el Buen Retiro, el 26 de noviembre de 1752. Además le otorgó beneficios pontificios que la dotaron de indulgencia y jubileo que enriquecían espiritualmente, lo que incrementó el número de cofrades. En 1754 se pensó construir una iglesia propia con las limosnas. La obra se inició, con mucho entusiasmo en 1796, en la calle Rondón, cerca de la iglesia de La Pastora pero, una orden superior, detuvo la construcción que ya estaba muy adelantadas. Un siglo más tarde, las obras fueron recuperadas por el padre Santiago Machado quien instaló allí el asilo de El Socorro.

LA COFRADÍA SE HA FORTALECIDO
Observa Leopoldo Fadul que la cofradía subsistió durante la conmoción que produjo la Guerra de Independencia y las que se sucedieron, sin mermar la devoción a la virgen, pues se unieron la cofradía del Santísimo Cristo de la Salud,lo cual aprobó, en visita pastoral,en 1888, monseñor Uzátegui y se aprobó, además, el ingreso de mujeres, porque, en un principio, solo estaaba dedicada a los hombres.
A finales del siglo XIX, tomando en cuenta las magnfícas fiestas que se celebraban en su honor, monseñor Víctor Julio Arocha viajó a Europa a informarse acerca de los trámites para la coronación canónica de la virgen y dio inicio a la tramitación de los requisitos ante la Santa Sede. El 13 de noviembre de 1910 se llevó a efecto “la más importante ceremonia religiosa que ha visto Valencia”.

Con fervor religioso permaneció la cofradía .Alegando cambios, propuestos por el Concilio Vaticano II, se eliminaron fiestas religiosas, que el pueblo celebraba en honor a su patrona y, por consiguiente,la devoción languideció, pero la cofradía permaneció conservando su amor inquebrantable a la virgen, cuya imagen ya no era accesible a sus devotos,pues había sido colocada en la parte superior del retablo del altar mayor, hasta que monseñor Luis Eduardo Henríquez promovió la construcción de un hermoso retablo. La imagen volvió a su antigua capilla que acaba de ser restaurada.

El centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora del Socorro fue celebrado con gran esplendor el 13 de noviembre de 2010. En la misa solemne,celebrada en la Plaza Monumental, bajo un “palo de agua “el cardenal Jorge Urosa Savino colocó, a los pies de la patrona la Rosa de Oro, concedida por el papa Benedicto XVI. Esta joya, antes la recibían las reinas, y ahora está dedicada a las vírgenes con comprobada devoción en el mundo.
El sustancioso libro, un verdadero documento de nuestra historia religiosa, está prologado por el historiador don Luis Cubillán Fonseca. Concluye con un glosario de términos religiosos y una lista de los documentos estudiados en los archivos de las las arquidiócesis de Caracas y Valencia




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.