(EFE)

Estados Unidos desplegó en los últimos días un último movimiento de pinzas para intentar ponerle fin al régimen de Nicolás Maduro y devolver la democracia a Venezuela. Por un lado, el Departamento de Estado ofreció un plan para la liberación de los presos políticos y la convocatoria a elección libres y democráticas en las que podría participar el propio Maduro. Por el otro, la Justicia estadounidense acusó formalmente al dictador venezolano y algunos de los jerarcas del régimen de liderar el Cártel de los soles, una organización narcoterrorista que ha traficado miles de toneladas de droga a Estados Unidos. Para intentar poner fin a ese comercio, en las últimas horas el Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses inició el mayor despliegue de miliar de su historia en el Caribe y el Pacífico sur.

El director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver Carone, dijo que la situación en Venezuela es similar a la que se vivió con el dictador panameño Manuel Noriega en los años 80, que fue finalmente removido del poder por una operación militar estadounidense. “En Venezuela, tenemos una particularidad que no hemos tenido desde la década de los 80 en Panamá: un personaje que usurpó los poderes de un Estado y los puso al servicio del narcoterrorismo. Lo vimos con Noriega en los años 80 y lo estamos viendo actualmente con Nicolás Maduro en Venezuela, eso crea una amenaza a sus vecinos y a Estados Unidos”, dijo en una entrevista con el canal EVtv.

El asesor más cercano a Donald Trump para asuntos del continente americano dijo insistió en que “nuestro deseo para Venezuela es una transición pacífica y democrática y por eso el Departamento de Estado ha dado nuevamente una propuesta diplomática muy generosa, demasiado generosa, para esta salida pacífica”. Pero dejó en claro que Maduro “está en una coyuntura que es cooperación o confrontación. No es el momento de bravuconerías, sino del sentido común que dicta que nadie que se haya confrontado a la Justicia norteamericana ha salido bien. Hay una salida buena y pacífica si existe la cooperación. La confrontación, haya sido con Manuel Noriega, Pablo Escobar o el Chapo Guzmán, nunca termina bien”, subrayó.

Claver Carone justificó el “incremento histórico de los activos militares en el hemisferio occidental, particularmente en el área del Caribe y el Pacífico oriental” debido a “la amenaza a las vidas de los norteamericanos, a la seguridad de nuestros vecinos y aliados y democráticos que merece la atención y lo activos para confrontar este reto”.

“De la misma manera que se le han cortado los ingresos del oro y el petróleo a Maduro, buscamos cortarle los ingresos del narcotráfico. Es cerrarle otra puerta lucrativa para ellos”, explicó.

Leer nota completa aquí en Infobae




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.