Foto: Archivo

La última vez que Johan Santana pudo subir a un montículo para hacer gala de su icónico cambio de velocidad fue en enero de 2015 con el uniforme de Navegantes del Magallanes. Desde entonces mucho se ha hablado de su retiro forzado del béisbol debido a las múltiples lesiones sufridas desde que en 2007 salió de los Twins de Minnesota, la organización que anunció su exaltación al Salón de la Fama para el venidero 4 de agosto.

El zurdo, emblema de la población merideña de Tovar, vivió sus mejores años como lanzador de las Grandes Ligas con la escuadra de los Mellizos, donde obtuvo en las temporadas 2004 y 2006 el premio Cy Young, al Mejor Pitcher de la Liga Americana.

Santana nunca anunció formalmente su retiro de la pelota. A pesar de aparecer por primera vez en las boletas  al Hall Of Fame de Cooperstown para la votación por anunciar a finales de enero, luego de que tuviera su última actuación en la gran carpa durante la zafra 2012, cuando  firmó el primer juego sin hits ni carreras con los Mets de Nueva York.

En Minnesota estuvo ocho campañas, donde dejó récord de 93 victorias y 44 derrotas con efectividad de 3.22. Además de registrar su capacidad ponchadora desde la lomita al retirar a 1381 oponentes por la vía del trío de strikes en 1308 innings y dos tercios. Argumentos suficientes para convertirlo en un “Gocho Inmortal”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.