El Kashima Antlers superó al Mamelodi en los cuartos del "mundialito"/ Foto: AFP
COMPARTE

El Kashima Antlers japonés derrotó este domingo en Osaka (2-0) al Mamelodi Sundowns sudafricano y clasificó para semifinales del Mundial de Clubes, donde se enfrentará al Atlético Nacional (miércoles, 10h30 GMT).

Tras una primera parte en la que el campeón africano dispuso de varias ocasiones claras para haber incluso sentenciado el partido, Kashima reaccionó tras la pausa y acabó llevándose la victoria gracias a los goles de Yanushi Endo (63) y Mu Kanazaki (88).

El equipo local, que había derrotado al Auckland City (2-1) en la previa, comenzó muy nervioso, con varios errores defensivos que casi les costaron algún gol.

Así, las primeras ocasiones fueron para los ‘Brasileños’ (nombre con el se conoce a los sudafricanos por el uniforme del equipo, igual que el de la Seleçao), siendo la más clara un disparo cruzado por bajo de Thapelo Morena que desvió con la mano el arquero Hitoshi Sogahata (14).

El equipo sudafricano dominó por completo la primera mitad, con mucha velocidad en sus acciones, y dispuso de otras dos muy claras ocasiones de gol para abrir el marcador, pero Sogahata le ganó un mano a mano a Percy Tau (30) y Khama Billiat remató alto cuando no tenía oposición en el área pequeña (31).

El arquero japonés volvió a salvar a su equipo deteniendo un disparo lejano de Samuel Mabunda (35).

 Kashima, mejor tras el descanso 

En la segunda parte, Kashima quiso dominar más, comenzó a acechar el arco defendido por Denis Onyango y Yasushi Endo, con dos disparos desviados, pudo haber adelantado a su equipo (47 y 49).

La más clara fue la de Daigo Nishi a la hora de juego, pero el disparo del lateral derecho lo sacó bajo palos Wayne Arendse.

Al final, los japoneses lograron su objetivo en un centro por la derecha de Shuhei Akasaki que bajó con la cabeza Shoma Doi para que Endo, a la altura del punto de penal, rematase a la red (63).

El técnico sudafricano Pitso Mosimane cambió a los tres jugadores de ataque, pero el campeón de África ya no tuvo ninguna reacción y acabó recibiendo la puntilla de Kanazaki a poco para el final (88).

“Luchamos muchos al principio para igualarnos a ellos en ese espíritu de combatividad”, afirmó el técnico del Kashima, Masatada Ishii, en referencia a una primera parte en la que su equipo no estuvo bien.

“Pero asentamos nuestro juego en el segundo tiempo, encontrando un equilibrio entre lucha y juego más tranquilo, con lo que conseguimos marcar dos goles”, añadió.

“Era importante estar tranquilos y ser pacientes, una fórmula que trataremos también de encontrar contra Nacional”, concluyó el entrenador japonés.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.