EFE

La Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos celebrada este jueves logró el compromiso de países e instituciones de aportar 1.554 millones de dólares a esta crisis, de los que 954 millones serán donaciones y 600 millones créditos.

Además, Colombia se comprometió hoy a conceder un estatus de protección temporal a 1,8 millones de migrantes mientras que otros países, como Perú, Ecuador, la República Dominicana y Estados Unidos, ofrecieron medidas similares de regularización de los desplazados.

La ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould, país que organizó la conferencia junto con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), destacó que este año seis nuevos países han acordado contribuir con fondos.

La cifra de donaciones es superior a la cifra alcanzada durante la anterior conferencia, celebrada el año pasado, cuando los compromisos se establecieron en 653 millones de dólares.

Gould, señaló a preguntas de Efe tras la conclusión de la conferencia, en la que participaron 46 países más instituciones como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que “podemos estar muy orgullosos del aumento de las donaciones que hemos conseguido hoy”.

Un aumento que, continuó, es “señal” del reconocimiento de esta “grave crisis” y de su “enorme impacto” en los países de la región. “Estoy muy satisfecha con el nivel de donaciones anunciadas hoy y desde luego estoy agradecida a todos los donantes, incluidos los seis nuevos así como los que han aumentado sus contribuciones con respecto a las del año pasado”, añadió Gould.

Canadá anunció que destinará unos 93 millones de dólares a donaciones para la crisis mientras que Estados Unidos duplicó su contribución del año pasado para alcanzar unos 400 millones de dólares.

Por su parte, España se comprometió a conceder unos 59,5 millones de dólares de ayuda, contribución que se suma a otros 50 millones de euros comprometidos en 2020.

La contribución española fue anunciada por la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, quien subrayó durante su intervención que “los países de acogida están dando una lección de solidaridad que merece todo nuestro apoyo.

“Ésta es nuestra forma de decir al pueblo venezolano y a las comunidades de acogida en Latinoamérica que no les vamos a dejar solos. Siguen y seguirán contando con España”, añadió González Laya.

Filippo Grandi, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, también señaló en respuesta a las preguntas de Efe que “el aumento de las contribuciones es muy bienvenido” y añadió que “es probable que se produzcan otros compromisos de contribuciones” en el resto del año.

“Aunque no vamos a alcanzar el 100 % de las necesidades, estamos mejorando con respecto a las contribuciones del año pasado, y eso es una buena señal”, continuó Grandi.

Por su parte, António Vitorio, el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), explicó de acuerdo a los datos de esta institución que “todavía se están produciendo flujos migratorios de Venezuela a los países de acogida”.

“Anticipamos que los flujos seguirán aumentando durante el resto del año. Necesitamos estar preparados para dar respuesta a esos aumentos de gente desplazada”, apostilló.

Grandi también mostró su satisfacción por que Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana y Estados Unidos se hayan comprometido a iniciar la regularización de los desplazados y estimó en unos tres millones de personas, más de la mitad de la diáspora venezolana, la cifra que se beneficiará de estas medidas.

El presidente colombiano, Iván Duque, señaló en su intervención que “Colombia va a entregar un estatus de protección temporal a cerca de 1,8 millones de migrantes”, lo que supone, dijo, “el gesto humanitario y de protección de los derechos humanos de los migrantes más relevante que se haya visto en la historia reciente del mundo”.

“Para el mes de diciembre tendremos la primera entrega de tarjetas con reconocimiento biométrico para un número muy importante de inmigrantes. A fecha de hoy tenemos más de 1 millón que se ha registrado para recibir su estatus de protección temporal”, añadió.

Las contribuciones entre donaciones y préstamos cubren la cifra que la semana pasada la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) solicitó de forma urgente para dar respuesta a la crisis. Entonces, ese organismo cifró en 1.440 millones de dólares la cantidad necesaria para asistir a los migrantes y refugiados venezolanos. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.