Foto cortesía La Prensa

Conductores del estado Lara amanecieron en extensas colas en las estaciones de servicio durante el primer día del plan de distribución de gasolina, pese a ello, miles de personas no alcanzaron a llenar sus tanques debido a que el suministro se agotó antes de las 11 de la mañana en la mayoría de las bombas.

La jornada para costear el nuevo precio del combustible, subsidiado en cinco mil bolívares el litro, estuvo plagada de irregularidades.  Primeramente, las estaciones  de servicio no cumplieron con el programa de trabajo que anunció el Gobierno Nacional, cuyo horario sería, de 6:00 a.m. a 7:00 p.m., para que así las personas pudieran aprovechar su cupo por el terminal de placas 1 y 2 que correspondía al día lunes.

Alberto Rodríguez, analista de sistema, fue uno de los que se quedó varado en la cola. Contó que salió de su casa en su carro Aveo a las 3:00 de la madrugada y esperó hasta las 10:30 de la mañana en la estación de servicio La Sierra ubicada en la avenida Las Industrias. “A esa hora comenzaron a cerrar, lo único que explicaron fue que se les acabó la gasolina”.

Rodríguez manejó hasta la bomba El Tamunangue de la avenida Florencio Jiménez, sin embargo cercano al mediodía, cerraron. Se acercó hasta la bomba San Luis del Centro ubicada en la carrera 19 con calle 12 donde tampoco corrió con la suerte de obtener el suministro.

Sin normalidad

“El gobierno engaña al pueblo cuando dice que la situación de la gasolina se va a normalizar en el país”, exclamó molesto al recordar que ahora debe esperar hasta el día sábado para tener otra oportunidad de obtener gasolina.

104 bombas del estado recibieron un despacho de combustible tal como informó La Prensa de Lara el lunes. En el caso de la estación de servicio Panamericana en la avenida Libertador con 42, la cisterna de PDVSA descargó 9.800 litros.

En esta estación estaban surtiendo 40 litros de gasolina por vehículo, sin importar el tamaño, lo que representa que en promedio pudieron atender a 82 vehículos, a pesar que las colas superaban las cinco cuadras. El servicio se acabó en hora y media después de abrir, denunciaron algunos conductores.

Víctor Torrealba, comerciante, comentó que esta bomba empezó a trabajar poco después de las 11 de la mañana. “Llegué a las 6:00 a.m. y pude echar al mediodía, se pierde demasiado tiempo”, indicó. La Panamericana fue una de las pocas estaciones del estado que cobró la gasolina a través del sistema biopago.

Cabe destacar que la mayoría de las bombas no poseían biopago, por lo que el pago de la gasolina fue exonerado, no obstante, suministraron solo 30 litros por carro. Anotaban los datos del conductor, número de placa y solicitaban el carnet de circulación.

Con información de laprensalara.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.