(AFP)
Unas 59 personas murieron cuando un contador retirado abrió fuego desde su cuarto de hotel, contra el público asistente a un festival de música country en la céntrica calle Strip de Las Vegas el domingo.

A continuación, la historia de algunas de las personas que murieron el tiroteo más letal de los últimos años de la historia moderna de Estados Unidos.

Jordan McIldoon

De 23 años, natural de British Columbia, Canadá, McIldoon murió en los brazos de una extraña, la barman Heather Gooze, quien se quedó a su lado por horas luego de prometerle a su madre y novia en el celular que no lo dejaría solo.

“Me quedé pensando ‘si fuera yo, ¿alguien se quedaría conmigo? ¿Se aseguraría que estuviera OK? ¿Contactaría a mi familia?’ No me podía ir”, dijo a la cadena ABC. McIldoon, un aprendiz de mecánico, fue uno de los tres canadienses que fallecieron en el tiroteo.

Christopher Roybal

Roybal, de 28 años, de Corona, California, sirvió en Afghanistan y fue a Las Vegas con su madre, Debby Allen, para celebrar su cumpleaños 29, que estaba por venir, según el diario New York Daily News. El último post en Faceebok fue en respuesta a la pregunta: “¿qué se siente recibir un disparo?”. “Es una pesadilla de la que no puedes escapar con ninguna droga, terapia, alcohol con tus compañeros veteranos de guerra”, respondió.

Denise Burditus

Una sonriente Burditus, tenía 50, de Martinsburg, West Virginia, publicó en Twitter una selfie con su esposo, Tony, en el concierto horas antes de morir. “Me duele anunciar que perdí a mi esposa durante 32 años, madre de dos, que pronto se convertiría en abuela de cinco, esta noche en el tiroteo de Las Vegas. Denise murió en mis brazos. TE AMO BEBÉ”, escribió Tony en Facebook.

John Phippen,

Phippen, con 56 años, de Santa Clarita, California, era el dueño de una compañía de remodelación, según el diario Los Angeles Times, y fue al concierto con su hijo Travis. El periódico indicó que el muchacho, un técnico de medicina de emergencia, llevó a su padre al hospital donde murió. “Era mi mejor amigo”, dijo el hijo devastado.

Carrie Barnette

Barnette, tenía 34 años, de Riverside, California, trabajó en Disneylandia durante 11 años y estaba en Las Vegas celebrando el cumpleaños de un amigo. “Un acto sin sentido y horrible, terribles pérdidas para muchos. Estamos de luto por esta maravillosa integrante de la familia Disney: Carrie Barnette. Trágico,” tuiteó el presidente de Disney, Robert Iger.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.