Foto AFP
COMPARTE

La inesperada muerte del cantante británico George Michael a los 53 años ha teñido las navidades de luto para el mundo de la música, que se volcó hoy en los tributos a una de las estrellas más reconocidas del pop de los años 80 y 90.

La policía británica mantuvo que la causa oficial del deceso permanece inexplicada, aunque la catalogó de no sospechosa, mientras que el agente del músico, Michael Lippman, aseguró a la revista estadounidense Billboard que se debió a un ataque cardíaco cuando estaba en la cama.

Maddona, Elton John y Robbie Williams, entre otros compañeros de profesión, se sumaron a los homenajes a Michael, a cuya residencia en Goring-on-Thames, la población al oeste de Londres donde murió, acudieron fans para depositar flores y mensajes de despedida.

También se reunieron admiradores esta mañana frente a su casa en Highgate, en el norte de la capital británica, donde algunos de los que fueron sus vecinos durante años declararon a los medios que Michael solía involucrarse en asuntos de la comunidad.

En las redes sociales se repitieron los lamentos por una muerte que culmina un año aciago para la música, que vio partir a principios de enero a David Bowie y se llevó también a Prince, en abril, y Leonard Cohen, en noviembre.

“Adiós, amigo. Nos deja otro gran artista. ¿Puede el 2016 irse a la mierda ya?”, se lamentaba tras conocer la noticia Madonna, que publicó en Twitter un vídeo de 1989 en el que ella misma presentaba a Michael durante una entrega de premios.

Mostró asimismo su tristeza Andrew Ridgeley, el compañero de colegio con quien Michael formó en 1981 la banda “Wham!” y junto con el que cosechó sus primeros éxitos, incluidos los sencillos “Wham Rap! (Enjoy What You Do)”, “Club Tropicana”, “Wake Me Up Before You Go Go” y “Last Christmas”.

“Estoy desolado por la pérdida de mi querido amigo Yog (en referencia a ‘Yours Only George‘). Yo, sus seres queridos, sus amigos, el mundo de la música, el mundo en general. Te querremos siempre”, escribió Ridgeley.

Se repitieron además los agradecimientos al cantante y compositor por su activismo en favor de la comunidad homosexual y su contribución a la lucha contra el VIH.

La fundación británica Terrence Higgins Trust, dedicada a ayudar a los enfermos con el virus de la inmunodeficiencia humana, lamentó su muerte y subrayó la generosidad del cantante, que donó a diversas organizaciones los derechos de autor del tema de 1991 “Don’t Let the Sun Go Down On Me”, interpretado junto a Elton John, quien manifestó su “profunda conmoción” por la pérdida de su “amigo muy querido”.

El grupo en favor de los derechos de gais, lesbianas y bisexuales Stonewall subrayó la dedicación de Michael para promover la igualdad, una faceta que también alabó la cantante Miley Cyrus.

“Ya te echamos de menos. Gracias por tu activismo radical en la comunidad LGBTQ. Te querremos siempre”, escribió en Twitter Cyrus.

Hijo de un grecochipriota y una británica, Michael nació el 25 de junio de 1963 en Londres como Georgios Kyriacos Panayiotiu.

Tras romper su sociedad con Ridgeley en lo más alto de la fama del dúo “Wham!”, inició una brillante carrera en solitario que inició en 1988 con el éxito de ventas multimillonario “Faith”.

A ese trabajo le siguieron después “Listen Without Prejudice Vol. 1”, en 1990, “Five Live” (1993), Older (1996) y “Songs from the Last Century” (1999), entre otros.

A finales de la década de los 90, su carrera musical comenzó a verse eclipsada por diversas turbulencias personales que saltaron a las primeras páginas de los periódicos.

En 1998 fue detenido en Estados Unidos por “realizar actos obscenos” en un baño público, un incidente que le llevó a declarar abiertamente que era gay y dar a conocer su relación con el estadounidense Kenny Goss.

Entre 2006 y 2010 fue arrestado por dormirse al volante de su BMW en estado de embriaguez, por posesión de cocaína y otras sustancias prohibidas y recibió una sentencia de ocho semanas de cárcel por estrellar su vehículo contra una tienda en el norte de Londres.

La estrella del pop estuvo al borde de la muerte en 2011 debido una neumonía por la que le tuvieron que practicar una traqueotomía, y volvió a estar ingresado un año y medio después, por una lesión en la cabeza que sufrió en un accidente de tráfico.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.