Roger Federer. / Foto: @wimbledon

La temporada no está siendo tranquila para el suizo Roger Federer cuya cita preferida en el calendario, Wimbledon, ha sido suspendida. Un cúmulo de incidencias salpican su año, algunas incluso buenas y esperanzadoras.

Artroscopia en la rodilla derecha

Tras caer en las semifinales del Abierto de Australia, ante el serbio Novak Djokovic (7-6, 6-4 y 6-3), y disputar contra Nadal una exhibición en Ciudad del Cabo, Federer anunciaba el 20 de febrero que se había operado de la rodilla derecha en Suiza. Esto significaba que estaría ausente de las pistas casi cuatro meses, justo para cuando comenzase la gira de hierba.

“Mi rodilla derecha estuvo molestándome por un tiempo. Deseé que se fuera, pero después de una revisión y discusión con mi equipo, decidí tener una operación artroscópica ayer en Suiza”, manifestó en ese entonces.

La operación llegó en el momento preciso, porque luego el circuito se paralizaba debido a la pandemia por coronavirus, en principio hasta el 7 de junio, evitando al suizo su comparecencia en el polvo de ladrillo.

Pierde el número tres

En la clasificación del dos de marzo, Federer perdió el número tres del mundo y se vio superado por el austríaco Dominic Thiem. Seguían como números uno y dos, el serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal, respectivamente.

Cara y cruz para Dominic y Roger. Se producían los primeros efectos de la ausencia del suizo en las pistas, y por contra, la mejor clasificación en la historia del jugador austríaco.

Juegos Olímpicos fuera del calendario

Después de perderse los JJ.OO. de 2016 por una lesión, la cancelación de los de Tokio salpicó también los planes de Federer que había expresado su deseo de acudir a la capital de Japón.

“He debatido con mi equipo durante algunas semanas sobre qué debía hacer el próximo año, después de Wimbledon, y al final mi corazón ha decidido. Me encantaría jugar los Juegos Olímpicos otra vez”, había dicho en una exhibición en Tokio.

“Fui el abanderado de Suiza en Atenas (2004) y Pekín (2008), y gané un oro (en el dobles de ese 2008, junto a Stan Wawrinka) y una plata (Londres 2012). Me encantaría jugar otra vez”.

Con las nuevas fechas de los Juegos (23 de julio y el 8 de agosto de 2021), Federer cumpliría 40 años precisamente el último día de la cita olímpica en la que solo podría participar con una excepcionalidad de la Federación Internacional de Tenis, ya que no ha jugado la Copa Davis durante el último ciclo olímpico y debería haberlo hecho al menos tres veces.

Wimbledon se suspendió

La suspensión del torneo de Wimbledon y por ende la de los torneos sobre hierba del circuito ATP, con ampliación de la fecha de parón hasta el 13 de julio, fue un jarro de agua fría para Federer, quien el próximo 8 de agosto cumplirá 39 años.

Sus ocho títulos en Church Road han hecho que este recinto sea por el momento su mejor refugio para sumar más grandes, e intentar, en los años que le queden, aumentar su liderazgo en estos torneos.

El año pasado pudo ampliarlo, en una gran final donde dispuso de dos puntos de partido ante Djokovic. Y su intención en este era regresar y mantener así su lucha contra Nadal en cuanto a Slams ganados.

“Estoy desolado. No puedo expresar con un ‘Gif’ lo que siento ahora mismo con esta noticia”, dijo al conocerla.

La presión de Nadal aumenta

La ausencia de Wimbledon en el calendario supuso que Federer perdiera una gran oportunidad para mantener a raya al español en la histórica lista de ganadores del Grand Slam.

Federer sabe que sus máximas espectativas se centran en el Grand Slam de hierba, y que las de Nadal están fundamentadas en el de tierra batida. Con Londres fuera del calendario, y París aún en la cita, Nadal puede igualar los 20 ‘majors’ del suizo en Roland Garros.

Es cierto que el suizo aspira incluso a seguir en activo el año próximo, pero Federer llegaría a Wimbledon 2021 con cerca de 40 años, una edad con la que ningún tenista en la historia ha conseguido alzarse con un Grand Slam. El más veterano fue el australiano Ken Rosewall, con 37 años y dos meses. Un nuevo reto para él.

Primeras voces en su contra

El movimiento de fechas de Roland Garros (del 20 de septiembre al 4 de octubre), elegidas unilateralmente por los directivos franceses, dejaron en mala situación a la Copa Laver, prevista este año en Boston (del 25 al 27 de septiembre), torneo manejado por la empresa que dirige Federer.

Los días de la cita de Boston habían sido incluidos en el calendario oficial de la ATP. A su vez, el cambio de París significó otro disgusto para el tenista de Basilea, que de momento no se ha manifestado al respecto.

Pero al ganador de 20 Grand Slams, ya le han enviado mensajes subliminales. Uno de ellos el del extenista italiano Adriano Panatta, campeón en París en 1976, quien en declaraciones al diario La Stampa comentó que las nuevas fechas de los Internacionales de Francia le parecían acertadas.

“Federer me cae bien, pero abrió una sociedad por su propia cuenta. Me imagino que entenderá la decisión de Roland Garros, un torneo que tiene más de 100 años de historia. No podemos andar todos detrás de él”, opinó

El factor edad y la motivación

“La pregunta que Roger tendrá que hacerse es cómo de motivado está para volver por otro año”. El autor de la frase es el australiano Todd Woodbridge, nueve veces campeón de Wimbledon entre dobles y mixto, y su respuesta, a los medios de su país.

“Cuanto menos juegues en este periodo y a esa edad, es mucho más difícil volver luego y recuperarse una vez que empiezas de nuevo”, dice sobre el tránsito que ha impuesto la pandemia.

“Creo que después de 2020 será una nueva era de gente tratando de crear récords porque habrá habido un gran período de ruptura en el tenis”, y añade sobre el suizo: “Ha detenido su potencial, creo que podría haber ganado uno, o dos (Grand Slams), pero con este parón el hecho se vuelve muy poco probable para él”

Federer recupera su logo

No todo podía irle mal al fenómeno suizo que el 11 de marzo anunciaba que había recuperado su logo, ‘RF’ que en su día la multinacional Nike usó para diferenciar su línea personal de ropa.

El jugador lo recuperó de manera oficial el 19 de febrero después de negociar con la marca americana.

Federer había abandonado Nike el año pasado y firmado contrato por 10 años con la firma japonesa Uniqlo, la que viste al japonés Kei Nishikori y a la que perteneció antes Novak Djokovic.

Aquella alianza de Federer con Uniqlo representaba 26 millones de euros anuales para el suizo, unos 258 como cifra final. Este unión reforzaba su proyecto para regresar a unos JJ.OO.

Humor y trucos en la nieve

Tras anunciar que donaba un millón de francos suizos para ayudar a su país por los efectos de coronavirus, Federer apareció por fin en las redes sociales con raqueta en mano.

Colgó dos vídeos, uno de ellos en plena nevada, en su refugio en los Alpes suizos, lugar elegido para recuperarse de la artroscopia en la rodilla derecha.

Allí se le ha visto golpeando la bola contra un frontón, imaginando golpes e intentando pasar la cuarentena de la mejor forma posible.

Sonriente, con buen humor, en ambos envió mensajes de apoyo, y recordó que había que “readaptarse a las nuevas situaciones” y seguir los protocolos de los gobiernos.

Esperanza en nuevos proyectos

Tras ser suspendido Wimbledon y los torneos sobre hierba que preceden a este Grand Slam, entre ellos el de Halle, donde tenía previsto reaparecer, Federer confirmó su deseo de volver al pasto germano en el 2021, lo que significa que también pensaba en el All England Club para la próxima temporada.

“Vivimos tiempos difíciles, sin embargo, saldremos fortalecidos de ellos. Ya hoy estoy contento y emocionado por mi regreso a Halle el próximo año. ¡Manténgase saludables!”, fue su mensaje esperanzador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.