Jugadores de los Lakers observando el trofeo tras coronarse en las Finales de la Conferencia Oeste. / Foto EFE

El alero estrella LeBron James brilló más que nunca y con un triple-doble de 38 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias, guió este sábado a Los Ángeles Lakers a la victoria de 117-107 ante los Denver Nuggets, en el quinto partido de las finales de la Conferencia Oeste, que ganaron por 4-1 al mejor de siete.

Los Lakers, que tienen 16 títulos en su haber, llegaron a las Finales de la NBA por primera vez desde el 2010 cuando ganaron el segundo título consecutivo bajo el liderazgo del exescolta-alero Kobe Bryant y el pívot español Pau Gasol.

Esta vez el acompañante de James, que tuvo su vigésimo séptimo triple-doble en playoffs y jugará por décima vez las Finales de la NBA, fue el pívot Anthony Davis, quien concluyó el partido como segundo máximo encestador al conseguir 27 puntos.

Otros dos jugadores de los Lakers obtuvieron números de dos dígitos, el escolta Danny Green y el base reserva Alex Caruso, quienes aportaron 11 tantos cada uno.

Los Nuggets, por primera vez, en lo que va de playoffs no pudieron remontar una desventaja de 1-3 después de haberlo hecho de forma consecutiva ante los Utah Jazz y Los Ángeles Clippers.

James, que tuvo un cuarto período magistral, se convirtió en el cuarto jugador en llegar a 10 Finales de la NBA. Le tomó dos temporadas para lograrlo con los Lakers, luego de no llegar a los playoffs en una primera temporada plagada de lesiones tras ocho viajes consecutivos con Miami y Cleveland, con quien en el 2007 jugó sus primeras Finales de la NBA, que perdieron frente a los Spurs de San Antonio.

“Mis compañeros de equipo dijeron que teníamos que ganar y era mi responsabilidad tratar de hacer las jugadas y las cosas correctas en el campo para ayudarnos a lograr triunfos”, declaró James durante una presentación de trofeos en un estadio casi vacío en Disney World.

Los Lakers se enfrentarán a los Miami Heat o Boston Celtics, que luchan por el título de la Conferencia Este, con ventaja de 3-2 para los de Florida.

El equipo angelino hará su trigésima segunda participación en las Finales de la NBA, la mayor cantidad en la historia de la liga. No han jugado por el título desde que vencieron (4-3) a los Celtics en 2010 por el último de sus 16 títulos.

El pívot serbio Nikola Jokic, con problemas de faltas personales, y el ala-pívot Jerami Grant anotaron 20 puntos cada uno para los Nuggets, que habían luchado contra la eliminación seis veces antes de que los Lakers finalmente los eliminaran.

El base canadiense Jamal Murray agregó 19 puntos y ocho asistencias, pero la estrella de los Nuggets tuvo que jugar con molestias físicas en la rodilla derecha. Se lesionó en el cuarto partido cuando sufrió una contusión, y le impidió durante todo el encuentro mantener su mejor nivel a la hora de explotar su rapidez y agresividad en las acciones de ataque.

El entrenador de los Nuggets, Michael Malone, lo había tenido como dudoso hasta horas antes que diese comienzo el partido, que de no haber sido decisivo para su equipo no hubiese salido a jugar.

Los Nuggets habían regresado de desventajas de 1-3 por dos veces, la primera hace un mes ante los Jazz, en la ronda inicial de los playoffs, que les hubiese costado dejar la burbuja de Orlando.

De nuevo, los de Denver siguieron el mismo patrón que en las anteriores eliminatorias, ponerse abajo por 1-3, en parte por culpa del triple “milagroso” de Davis en el segundo partido, y esta vez James no les permitió protagonizar otra remontada.

La ventaja era de 72-56 a los cuatro minutos del tercer período. Con Murray cojeando, los Nuggets, que estaban 15 abajo en el tercer cuarto del quinto partido contra Utah y 16 en el mismo escenario del quinto encuentro contra los Clippers, armaron una remontada liderada en gran parte por Grant.

Lograron empatar a 84 con dos tiros libres que marcó Murray, antes de que Davis metiera un triple con un minuto para el final. Mientras que James hizo canastas consecutivas mientras recibió una falta al comienzo del cuarto período, lo que llevó una ventaja de dos puntos a 95-88.

Cuando Denver hizo un último intento para reducir la desventaja a cuatro, ‘El Rey’ preparó un pase a Green para que anotase un triple en lo que fue su décima asistencia del partido, y luego la estrella de los Lakers lanzó un tiro en suspensión que permitió al equipo angelino ponerse con parcial de 108-99 que sería decisivo.

Los Nuggets se convirtieron en el decimosexto equipo en la historia de la NBA en perder 10 partidos en una sola postemporada. El récord es de 11, compartido por cuatro clubes, el más reciente el de Orlando Magic del 2009. También se convirtieron en el segundo equipo en jugar al menos 19 partidos en un solo desempate y terminar con un récord por debajo de .500; tenían marca de 9-10, al igual que los Washington Bullets en la postemporada de 1979.

Mientras que los Lakers han completado las tres series en cinco partidos y su nuevo entrenador, Frank Vogel, dijo que Davis estaba con molestias por un dolor leve después de torcerse el tobillo izquierdo en el último cuarto del cuarto partido, pero no se le notó ante los Nuggets y volvió a conseguir una canasta importante. Los de oro y púrpura esperan rival para las Finales de la NBA, que iniciarán el próximo 30 de septiembre.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.