COMPARTE

Muchos son los que consideraban que la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente, simplemente era una jugada que buscaba huir hacia adelante y ganar tiempo, tomando en cuenta hechos anteriores que buscaron los mismos objetivos. Con el paso de los días esa apreciación cambió y se agravó. Ese plan va mucho más allá.

No se trata de una nueva huida, sino de una especie de jugada arriesgada que busca aprovechar la coyuntura para imponer cambios profundos al modelo republicano y democrático, con el fin de diseñar todo el marco jurídico que les permita a los enchufados garantizar su permanencia en el poder y además establecer un férreo control de los ciudadanos.

La Constituyente es un riesgo enorme para los venezolanos. Hay que prestar mucha atención a un proceso que busca acabar con la democracia, con las libertades y terminar de consolidar un sistema comunista al estilo cubano. No se trata de una treta para engañar. Se trata de un macabro plan para concretar el secuestro definitivo de Venezuela y de los venezolanos.

Con los cambios que los enchufados quieren aplicarle a la Constitución vigente, quieren modificar aspectos que les han sido incómodos y que pretendieron cambiar con la derrotada reforma constitucional de 2007, con algunos añadidos que le agregan rasgos muy negativos al futuro de la nación.

Ellos desean eliminar por completo la propiedad privada y crear esos mamotretos jurídicos que han puesto en marcha con la Gran Misión Vivienda Venezuela, donde nadie es dueño de nada. Odian a la empresa privada y por eso pretenden aniquilar la inversión de aquellos empresarios que aún creen en el país.

Además buscan fortalecer la ideologización de la educación, siguiendo el ejemplo cubano que introduce el comunismo en los niños desde muy temprana edad. Pero además los jóvenes cuando ingresan a la educación superior, tendrán que estudiar las carreras que el Gobierno quiera y no para lo que ellos tengan vocación.

Como ahora no pueden ganar las elecciones, porque carecen de respaldo popular, pretenden eliminar el voto universal, directo y secreto para sustituirlo con un adefesio de sufragio de segundo grado que les permita ganar siempre los procesos electorales, a pesar que cada vez tengan menos apoyo. También van a asesinar la libertad de expresión y buscan eliminar los medios de comunicación que no sean afines a sus ideales.

¿Si usted no quiere perder sus libertades? Participe ¿Si usted quiere seguir viviendo en democracia? Actívese. Esto no es sólo un problema de los partidos políticos y sus dirigentes. Es un problema colectivo. Con la Constituyente el Gobierno se meterá en sus casas y en sus intereses.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.