La periodista venezolana Luz Mely Reyes es una de las cuatro profesionales galardonadas hoy con el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés).

La organización, con sede en Nueva York, informó en un comunicado que además de Reyes fueron premiadas la periodista sudanesa Amal Habbani, la bloguera vietnamita Nguyen Ngoc Nhu Quynh y la ucraniana Anastasiya Stanko.

Los premios, que serán entregados el próximo 30 de noviembre, recompensan la labor de las cuatro profesionales frente a las acciones legales, los ataques físicos, las amenazas, los arrestos o las represalias en su trabajo.

Reyes, una periodista de investigación y cofundadora del portal informativo Efecto Cocuyo, ha cubierto temas políticos en Venezuela por más de 25 años en medio de unas condiciones cada vez más peligrosas y represivas para los periodistas, argumentó el comité.

La CPJ recuerda que su primer día como reportera coincidió con la primera intentona golpista de Hugo Chávez, en 1992, y que comenzó su carrera en un periódico local de Maracay para trasladarse después a Caracas con el fin de vincularse al diario El Nacional.

Tras pasar por Últimas Noticias, Reyes se convirtió en directora de Diario 2001 en 2012. Un año después, recuerda la organización, la Fiscalía General de Venezuela lanzó una investigación en ese medio de comunicación por supuesta falsedad de una información y exigiendo a Reyes que facilitara sus fuentes.

En 2015 Reyes fundó Efecto Cocuyo, junto con las periodistas Laura Weffer y Josefina Ruggiero, un portal que “se ha convertido en un campeón en el periodismo independiente”, dice el CPJ.

Según la organización, la libertad de prensa se ha deteriorado constantemente en Venezuela, donde los periodistas que informan de crisis políticas, económicas y de derechos humanos en el país lo están haciendo bajo condiciones peligrosas y represivas. “Decenas de periodistas, incluidos los de Efecto Cocuyo, fueron atacados y amenazados mientras cubrían las violentas protestas que estallaron contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro en 2017”.

Habbani, otra de las premiadas, es una colaboradora del medio de comunicación Al Taghyeer y durante cerca de una década ha sufrido ataques físicos, prisión y amenazas de parte de las autoridades por la cobertura de protestas y acciones oficiales.

La vietnamita Nguyen Ngoc Nhu Quynh, conocida como “Mother Mushroom”, está considerada como una de las blogueras independientes más importantes de su país, y fue condenada en 2016 a diez años de prisión por “propaganda contra el Estado”.

La ucraniana Anastasiya “Natsya” Stanko, periodista de televisión y miembro del movimiento “Parar la censura”, defendió su labor al informar sobre las violaciones de derechos humanos de las fuerzas de seguridad de su país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.