COMPARTE

A propósito del diálogo MUD/Gobierno, iniciado oficialmente el 23 de octubre de 2016, el cual según todo parece indicar no pasará del mes de enero de 2017, de acuerdo con los pronósticos que se hacen tanto fuera como dentro del país, hemos decidido elaborar este manual que ponemos a disposición de quienes dentro de algunas semanas o unos meses quieran volver a sentarse a la mesa con gente de este régimen tiránico y dictatorial.

1.- SE PUEDE DIALOGAR EN SECRETO PERO A LA VISTA DE TODOS. Los problemas con el diálogo comenzaron cuando la MUD intentó ocultar que estaba conversando con representantes del gobierno de Maduro en República Dominicana. Los directivos de la MUD se fueron a escondidas a Santo Domingo para iniciar conversaciones con delegados del régimen de Nicolás. Creyeron que podían mantener en secreto tales acercamientos. Hasta que los propios voceros del gobierno se encargaron de informar a los venezolanos que ya se habían hecho no una, sino dos reuniones. El país opositor lo asumió como una traición y una falta de respeto. Era obvio: si 8 millones de personas votan por usted para luchar contra el gobierno y tiempo después se enteran que usted se sentó a dialogar con el gobierno y no se lo dijo a sus electores ¿Qué otra cosa podía pasar?

2.- LA VERDAD DUELE PERO HAY QUE DECIRLA. Usted no puede justificar sus conversaciones con el gobierno diciendo que se trato de un “pre diálogo”. Esa vaina es tan ridícula como que una mujer le diga a su marido que está pre preñada o pre embarazada. Tras la delación hecha por el gobierno (con premeditación y alevosía) para dinamitar la credibilidad de la MUD, la respuesta de los directivos de la coalición opositora fue torpe y absurda. La MUD pensó que los venezolanos que votamos el 6D nos íbamos a tragar el cuento del gallo pelón. No haber dicho la verdad desde un principio fue un grave error. Y punto. La gente siempre agradece que se la diga la verdad aunque esa verdad duela.

3.- NO SE DEJE IMPONER A LOS ARBITROS. Usted no puede sentarse a dialogar sin haber participado en la escogencia de los facilitadores. Los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Ernesto Samper, Leonel Fernández y Martín Torrijos fueron escogidos por el gobierno. Cuando la MUD se sentó a dialogar el gobierno ya había “elegido” a cuatro (4) de los cinco mediadores o actores de  buena fe. La MUD sólo pudo proponer a El Vaticano. Eso quiere decir que 4 de los cinco “árbitros” suenan el silbato a favor del gobierno. Es como jugar un partido de fútbol con un árbitro principal imparcial, pero con los restantes árbitros vendidos para el otro equipo. Por mucho que el principal haga su trabajo, los otros cuatro siempre pitarán a favor del contrario.

4.- ANTES DE SENTARSE, PIDA AGENDA Y CRONOGRAMA. La agenda no solamente tiene que ver con los temas a tratar, sino también con los tiempos, es decir, con los días y las horas en los cuales se van a llevar a cabo las reuniones. Eso impide que uno de los actores, en este caso el gobierno, estire las reuniones ad infinitum para ganar tiempo, como ocurrió en Venezuela. No es posible, por ejemplo, que se realice una sola reunión al mes. Aquí hubo reunión el 23 de octubre; luego el 11 de noviembre; después convocaron otra para el 6 de diciembre (que no se hizo) y finalmente acordaron la del 13 de enero de 2017, a la que muy probablemente nadie acudirá. El gobierno no tiene apuro. Todo lo contrario, sería feliz si la Mesa de Diálogo se reuniera una vez al año.

5.- NO SE SIENTE A DIALOGAR CON QUIEN SEA. En República Dominicana, el gobierno objetó la presencia de Carlos Vecchio y amenazó con no acudir más a las conversaciones si Voluntad Popular no cambiaba a su representante. La MUD aceptó el reclamo del gobierno, Vecchio fue retirado y en su lugar se designó a Freddy Guevara. Pero la MUD nunca objetó a ningún representante del gobierno. Ni siquiera a Jorge Rodríguez, autor intelectual del asalto a la sede de la Asamblea Nacional hace un par de semanas atrás.

6.- QUIEN DIALOGA NO PUEDE ESTAR AMENAZADO. Usted no puede designar como dialogantes a dirigentes que se encuentran bajo amenazas del gobierno. La designación del Alcalde de Petare, Carlos Ocariz, como representante de Primero Justicia en la Mesa de Diálogo, fue un error. Ocariz es un buen líder. Está considerado como uno de los mejores alcaldes  del país y de América Latina. Su gestión es reconocida por opositores y chavistas. Nadie objeta su liderazgo y probidad. Pero Ocariz se encuentra amenazado por el gobierno. Hay  una orden de aprehensión lista en un tribunal de Miranda, esperando sólo las indicaciones de Maduro para hacerse efectiva. A Ocariz lo vinculan con un video que ordenó grabar PJ y que no le gustó mucho al gobierno. Por ese video fueron detenidas 4 personas, algunas de ellas empleadas de Ocariz, las cuales ya quedaron en libertad. Ocariz no puede negociar en nombre de todos los venezolanos sin pensar en la posibilidad de que tarde o temprano a él también lo pondrán tras las rejas.

7.- LOS DIALOGANTES NO PUEDEN ESTAR CUESTIONADOS. Usted no puede designar como dialogante a un dirigente cuestionado por gran parte del país opositor como es el caso de Timoteo Zambrano, representante de UNT. Zambrano ha recibido duros cuestionamientos por su negativa a convalidar las sanciones del gobierno de EEUU contra varios funcionarios del Gobierno, y más recientemente, por su rechazo a la suspensión del gobierno de Venezuela ante el Mercosur. Esas “extrañas posturas” de Zambrano y la enorme presión de opinión pública, sirvieron para que fuera separado de la dirección de asuntos internacionales de la MUD. Pero como Zambrano tiene un buen padrino, UNT lo postuló como miembro de la Mesa de Diálogo y todavía está allí, defendiendo quizá no los intereses del país, sino los intereses del fundador de UNT.

8.- NO QUEME TODOS SUS CARTUCHOS ANTES DE IR A LA GUERRA. La MUD quemó toda la cartuchera, vendió la pólvora, regaló las armas y se fue a la mesa completamente desnuda, mientras que el gobierno llegó a la mesa con todos sus cañones y fusiles listos para disparar. La MUD canceló una marcha a Miraflores; canceló el juicio político a Maduro; pospuso la designación de los rectores del CNE, abandonó la discusión sobre la partida de nacimiento y le prestó poca atención al juicio que se desarrollaba en Nueva York contra los narcosobrinos. Todo en aras del diálogo. Mientras tanto, el gobierno apretó las tuercas en el TSJ, siguió metiendo gente en la cárcel, pospuso las elecciones regionales, enterró el RR y ahora se prepara para ilegalizar al 90% de los partidos políticos que integran la MUD.

9.- LOS CANDIDATOS NO PUEDEN SER DIALOGANTES. Usted no puede incorporar como dialogante a un gobernador de estado que aspira ser candidato presidencial. No importa si ese gobernador se llama Henry Falcón o se llama Pedro Pérez. Una cosa es la agenda del país nacional y otra cosa es la agenda de un gobernador de estado. Pudiera ser que en algunos casos ambas agendas coincidan, pero en el caso que nos ocupa, es evidente que la agenda de Falcón no coincide con la agenda de la gran mayoría de los venezolanos. Falcón debería estar en su estado resolviendo los gravísimos problemas que tienen los larenses. Cuando Falcón va a la Mesa de Diálogo uno no sabe si lo hace como Gobernador o como precandidato presidencial. Si lo hace como Gobernador es grave. Y si lo hace como precandidato es peor. Quienes dialoguen con el gobierno no pueden ser candidatos a nada. Su única aspiración debería ser salvar al país de este desastre.

10.- NO AMENACE, ACTÚE. Usted no puede amenazar para después no hacer nada. Si se va a levantar de la Mesa no amenace, hágalo. Si decidió no ir a la reunión, no amenace, simplemente no vaya y punto. Es una ridiculez anunciar el 7 de diciembre de 2016 que usted no va a participar en una reunión con el gobierno el 13 de enero de 2017. Nadie en su sano juicio anuncia que no asistirá a un lugar cinco semanas antes. Se pierde el impacto, el factor sorpresa y el interés. Aprenda de Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo. El líder fundador de las FARC fue invitado por el presidente de Colombia Andrés Pastrana, a una reunión en San Vicente del Caguán, el 7 de enero de 1999, para iniciar los diálogos de Paz. Todo el mundo estuvo pendiente de ese encuentro. Miles de periodistas de todo el mundo viajaron a Colombia para fotografiar a Tirofijo al lado de Pastrana. ¿Y saben qué ocurrió? Que Tirofijo no fue. Dejó a todo el mundo como novia de pueblo: vestido y alborotado. Marulanda no anunció un mes antes que no iría. Ya sabía de antemano que no acudiría, pero no lo publicó en los periódicos como hacen los directivos de la MUD.

Finalmente: el diálogo entre dos actores políticos le hace mucho bien a la democracia y puede ayudar a construir puentes y vías de solución a la crisis política que vive el país. Pero eso ocurre cuando el diálogo es sincero, transparente, diáfano y con reglas de juego muy bien definidas. El diálogo MUD/Gobierno no ha servido de nada por dos sencillas razones: 1) el gobierno sólo utiliza el diálogo para ganar tiempo y garantizar la permanencia de Maduro en el poder hasta el 2019. 2) la MUD utiliza el diálogo para cuidar sus propios intereses partidistas y consolidar candidaturas presidenciales, algunas de las cuales requieren que haya comicios, no hoy, sino a finales de 2018, cuando los aspirantes estén mejor posicionados y algunos partidos hayan logrado mejorar su presencia en el territorio nacional.

En pocas palabras, aquí no hay ningún diálogo. Aquí lo que hay es una mamadera de gallo. La MUD y el PSUV burlándose de todo un país. ¿Nos seguiremos calando este show?.

COMPARTE
Gustavo Azocar
Magíster en Estrategia y Comunicación Política (The George Washington University). Profesor ULA. Escritor. Conferencista Internacional. Oratoria. Mensaje Eficaz. email: [email protected]
Artículo anteriorConstitución del 99: nacimiento y reformas
Artículo siguienteUnión Radio: 24 años ofreciendo alegría a niños de Carabobo



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.