Foto: AFP
COMPARTE

El ciclista italiano Matteo Trentin (Quick Step) ganó este martes la 10º etapa de la Vuelta a España, disputada entre Caravaca de la Cruz y Alhama de Murcia, al término de la cual el británico Chris Froome (Sky) sigue líder.

Trentin se impuso en el esprint al español José Joaquín Rojas (Movistar), para hacerse con su segunda victoria de etapa en la ronda española, mientras que el también español Jaime Rosón (Caja Rural) fue tercero a 19 segundos del ganador de la etapa.

“Realmente quería esta etapa”, dijo el ciclista italiano tras la victoria, asegurando que “fue bueno para mí tener a Rojas al frente del grupo porque es muy bueno bajando y sólo tuve que seguirlo”.

“Ahora necesitamos una quinta victoria en la Vuelta”, añadió el italiano, cuyo equipo ha ganado cuatro etapas en la ronda española, después de haber logrado cinco en el Giro y otras tantas en el Tour de Francia.

“Trentin era el peor enemigo que me podía encontrar. Es el mejor esprinter de la Vuelta. !Qué le vamos a hacer¡”, dijo, por su parte, Rojas tras los 164,8 km de la etapa.

Vencedor de la cuarta etapa en Tarragona, Trentin formó parte de la escapada del día, generada por 18 corredores que saltaron del pelotón hacia el kilómetro 90 de la carrera.

La fuga, que llegó a tener cinco minutos de ventaja sobre el pelotón, aguantó el fuerte ritmo impuesto por el Sky del Froome en el pelotón.

En la bajada del último alto del día en el Collado Bermejo, Trentin se fue en compañía de Rojas, al que logró superar fácilmente en la meta.

El líder, con calma

En la general, Froome mantiene el maillot rojo de líder, tras mantener controlados el resto de favoritos después de su exhibición el domingo en la Cumbre del Sol.

El colombiano Esteban Chaves (Orica) logró retener su segunda posición en la general, a 36 segundos del líder, los mismos que el tercero, el irlandés Nicolas Roche (BMC), que logró recortar medio minuto al británico.

Cuarto, a 1 minuto 17 segundos en la general, se mantiene el italiano Vincenzo Nibali (Bahrein), que atacó también en la última bajada del día, pero sin lograr distanciar a sus competidores.

“Nibali ha puesto un poco de presión en el descenso. Está bien, era su táctica: marcar el ritmo en la subida y tratar de hacer la diferencia en el descenso”, consideró Froome, que logró mantener controlado al italiano.

“Estoy en una buena posición en la general y había un buen trozo entre el final del descenso hasta la meta. Nos lo hemos tomado con calma junto a mis compañeros de equipo, manteniéndonos juntos”, explicó el maillot rojo de la Vuelta.

El miércoles tendrá lugar la 11ª etapa de 187,5 km entre Lorca y Calar Alto con dos puertos de primera categoría, en el último de los cuales está situada la meta.

“Los dos puertos finales son muy exigentes. Es importante descansar bien esta noche para estar preparados para mañana. Será una batalla”, auguró el español del Trek, Alberto Contador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.