Theresa May (AFP)

La primera ministra británica, Theresa May, informó hoy al Parlamento de que asume “personalmente” el control de las negociaciones del “brexit”, que se encuentran, según el ministro para la salida de la Unión Europea (UE), Dominic Raab, en su “punto más sensible”.

La líder conservadora remitió hoy un comunicado a la Cámara de los Comunes en el que explicó que Raab actuará como “sustituto” en su nombre en las conversaciones con Bruselas.

Algo que, a juicio de la portavoz para el “brexit” del Partido Laborista, Jenny Chapman, supone un desplante al nuevo ministro, que ocupó su cargo este mes después de la dimisión de David Davis por discrepancias sobre la estrategia gubernamental para abandonar el bloque comunitario.

Para Chapman, “May ha apartado a Raab antes de que ni siquiera haya podido poner un pie en la mesa (de negociaciones)”.

Sin embargo, el aludido negó tal afirmación y celebró la decisión de la “premier” porque garantizará que haya “una cadena de mando” para obtener “el mejor trato posible” con Bruselas.

Raab reconoció que anteriormente ha habido tensiones con la Unidad Europea de la Oficina del Gabinete, liderada por Olly Robins, y opinó que esto ayudará a reducirlas.

El ministro presentó hoy en Westminster el Libro Blanco que recoge la legislación que planea usar el Ejecutivo británico para implementar el Acuerdo de Retirada al que llegue con la UE, lo que consideró como otro “hito clave” del camino a la salida del bloque comunitario.

“El proyecto de ley de retirada es una legislación esencial y yo espero que todos aquellos que deseen ver un ‘brexit’ suave y ordenado lo respalden y se comprometan seriamente”, señaló.

El Libro Blanco, de 38 páginas, establece los planes para el proyecto de Ley de la UE (Acuerdo de Retirada) que saldría adelante una vez el Parlamento apruebe el acuerdo que alcance el Gobierno con Bruselas para el “brexit”.

Raab insistió en la intención del Gobierno de llegar a un consenso con Bruselas para el mes de octubre, lo que permitiría que el nuevo proyecto de ley pasara por el Parlamento británico a finales de 2018 o principios de 2019.

El documento incluye cuestiones como los derechos de los ciudadanos de la UE que residen en el Reino Unido y de los británicos viviendo en los 27 estados miembros restantes, el acuerdo financiero, así como detalles de un periodo de transición que se espera finalice en diciembre de 2020.

Raab manifestó que esta publicación permitirá un “escrutinio máximo” de los planes del Gobierno por parte de la Cámara parlamentaria.

Además, Raab compareció hoy ante el comité parlamentario en el que se analiza la salida del Reino Unido de la UE, donde proclamó que “probablemente las negociaciones se encuentren en el punto más sensible”, después de que el negociador jefe europeo, Michel Barnier, indicara el viernes que hay aspectos de la propuesta de Londres que considera inviables.

El ministro para el “brexit” afirmó que no es “pesimista” sobre el impacto que provocaría en el país no llegar a un acuerdo de salida con los Veintisiete.

“No dudo que tendríamos que lidiar con incertidumbre a corto plazo, pero creo que a largo plazo todavía seríamos capaces de prosperar”, sostuvo.

Raab aseguró que afronta las negociaciones con “confianza económica y ambición política”.

El Parlamento británico celebró hoy su última jornada operativo antes del receso estival que lo mantendrá cerrado hasta el próximo mes de septiembre.

Un tiempo en el que, según anuncio ayer la residencia oficial de la primera ministra, Downing Street, May y algunos de sus ministros aprovecharán para mantener reuniones con sus colegas europeos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.