Juana Mendoza, la mujer que fue rociada con gasolina y quemada por un hombre mientras vendía comida en Cajamarca, en el noreste de Perú, falleció este domingo debido a las graves heridas que tenia en el 80% de su cuerpo, informó  el hospital.

“No pudimos hacer nada. Tenía problemas respiratorios, las quemaduras en los pulmones y la infección en la piel son las causas del paro respiratorio”, informó el doctor Luis Bromley, gerente del hospital Guillermo Almenara, donde la víctima estaba internada.

El medico señaló que Mendoza, de 31 años, fue sometida a tres operaciones para aliviar su estado. “Su caso era muy complicado dado que presentaba graves quemaduras en más del 80% de su cuerpo, además de severos daños en los sistemas respiratorio y digestivo”, dijo.

El ministerio de la Mujer en su cuenta Twitter lamentó la muerte. “Lamentamos el fallecimiento de Juana Mendoza. Condenamos feminicidio y exigimos máxima sanción para su agresor. #NoMásImpunidad”.

“Esperamos que este delito tipifique como feminicidio para lograr la máxima sanción contra el agresor”, dijo a la emisora RPP, la viceministra de la Mujer, Cecilia Aldave.

El presidente Martín Vizcarra en su cuenta Twitter aseguró que la muerte de Mendoza no quedará impune. “Expreso mis condolencias a la familia de Juana Mendoza. Este nuevo feminicidio no quedará impune, iremos con toda la fuerza del Estado en la lucha contra la violencia de género”.

La brutal agresión se produjo hace nueve días cuando la víctima trabajaba junto a su madre en la venta de comida en una calle de la ciudad de Cajamarca, cerca a un local policial.

Según la policía, el agresor le arrojó al cuerpo combustible que cargaba en un envase y luego le prendió fuego. La mujer resultó con quemaduras en un 80% del cuerpo.

La mujer fue auxiliada en un hospital local, antes de ser trasladada el domingo a Lima a la unidad de cuidados intensivos del hospital de la seguridad social.

El agresor confesó su delito, alegando que actuó por venganza porque su mujer, que es hermana de la víctima, lo abandonó.

El martes, un juez había ordenado nueve meses de prisión preventiva para el agresor Eneider Estela Terrones “por el delito de tentativa de homicidio calificado y con gran crueldad”.

Es el segundo caso en el que a una mujer le prenden fuego en Perú en lo que va de año. Hace un mes murió Eyvi Ágreda, de 22 años, por las quemaduras que le provocó en un bus de Lima un acosador.

La Defensoría del Pueblo cifró en 43 feminicidios y en 90 las tentativas de feminicidio registradas entre enero y mayo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.